El barco Aquarius, con 629 migrantes a bordo.

El barco Aquarius, con 629 migrantes a bordo.

Europa

Palermo desafía la orden del Gobierno italiano y ofrece su puerto al Aquarius con más de 600 migrantes a bordo

El Gobierno italiano se había negado a abrir sus puertos al barco de la ONG Sos Méditerranée este domingo.

El alcalde de Palermo, Leoluca Orlando, ha desafiado la orden del Gobierno italiano de cerrar los puertos al barco Aquarius, que transporta a más de 600 migrantes de Libia rescatados en el Mediterráneo, y ha dicho que Palermo estará siempre dispuesto "a recibir barcos, civiles o soldados comprometidos con salvar vidas en el Mediterráneo". 

Italia cierra la puerta a un barco con 629 migrantes a bordo

Este domingo, el nuevo ministro de Interior italiano, Matteo Salvini, reclamó a las autoridades de Malta que dejaran entrar en sus puertos al barco de la ONG Sos Méditerranée con 629 inmigrantes a bordo, y advirtió de que no autorizará el desembarco de ese buque en Italia. En su página de Facebook, Salvini cargó contra los países europeos: "Malta no admite a nadie. Francia empuja a la gente hacia la frontera, España defiende su frontera con armas. A partir de hoy, Italia también comenzará a decir no a la trata de personas, no al negocio de la inmigración ilegal ".

Tras estas declaraciones, y también a través de la misma red social, Leoluca Orlando dijo que su ciudad está dispuesta a abrir su puerto al barco Aquarius. "La ciudad que desde su nombre es "todo un puerto", ha estado y siempre estará lista para recibir a los barcos, civiles o soldados comprometidos con salvar vidas en el Mediterráneo. Esos buques y aquellos hombres que respetan el derecho del mar y el derecho internacional, salvando de la muerte a hombres, mujeres y niños que algunos desearían entregar en manos del crimen internacional. Al violar el derecho internacional, que impone la prioridad de salvar vidas, es el Ministro del Interior italiano, quien, ha demostrado aún más que estamos ante un Gobierno de extrema derecha.

La decisión de Orlando ha sido respaldada por otros alcaldes del sur, incluidos los de Nápoles, Mesina y Regio Calabria, quienes también están dispuestos a desobedecer el orden de Salvini y recibir los migrantes.