Este pulpo que te vas a comer no es gallego: es de Marruecos

Este pulpo que te vas a comer no es gallego: es de Marruecos

Europa Crisis diplomática

La justicia europea rechaza el pacto pesquero con Rabat por aplicarse al Sáhara

El dictamen afecta sobre todo al sector español y amenaza con enturbiar las relaciones diplomáticas entre la UE y Marruecos.

Bruselas

El acuerdo de pesca suscrito desde 2006 entre la Unión Europea y Marruecos no es válido porque se aplica a las aguas del Sáhara Occidental, de donde proceden el 91,5% de las capturas. La UE ha incumplido su obligación de respetar el derecho a la autodeterminación del pueblo saharahui, así como la exigencia de no reconocer la ocupación ilegal del Sáhara por parte de Marruecos, según ha dictaminado este miércoles el abogado general del Tribunal de Justicia de la UE (TJUE), Melchior Watelet.

La opinión del abogado general no es definitiva, aunque el TJUE sigue sus recomendaciones en el 80% de los casos. Los jueces empiezan ahora a deliberar y la sentencia final se conocerá en los próximos meses.

De confirmarse, el dictamen amenaza con enturbiar las relaciones entre la UE y Marruecos, considerado por España como un socio fundamental en la lucha contra el terrorismo y la inmigración ilegal. Rabat ya congeló sus relaciones con Bruselas cuando la justicia europea sentenció que el acuerdo comercial entre las dos partes no debía aplicarse al Sáhara.

Si finalmente el TJUE tumba el acuerdo entre la UE y Marruecos, el sector pesquero español será uno de los principales damnificados, ya que ahora es el principal beneficiario. El pacto afecta a 120 buques de once países: además de España (90 barcos), Portugal, Italia, Francia, Alemania, Lituania, Letonia, Países Bajos, Irlanda, Polonia y Reino Unido. A cambio del acceso a estas aguas, Marruecos recibe una compensación anual de 40 millones de euros. Expira en julio de este año y la Comisión acaba de pedir autorización para renovarlo.

El abogado general sostiene que "la explotación pesquera, por parte de la Unión, de las aguas adyacentes al Sáhara Occidental (...) no respeta el derecho a la libre determinación del pueblo saharaui". La condición de Marruecos de potencia ocupante del Sáhara "no basta para justificar la celebración de este acuerdo de Pesca", resalta el dictamen.

Sin garantías para que el Sáhara se beneficie

Además, la UE no ha instaurado "las garantías necesarias para garantizar que la explotación de los recursos naturales del Sáhara Occidental redunde en beneficio del pueblo de dicho territorio". Según el abogado general, la contrapartida financiera de 40 millones de euros debería beneficiar casi exclusivamente al Sáhara porque de sus aguas proceden la práctica totalidad de los recursos pesqueros. Pero en la actualidad no está ocurriendo así.

La justicia europea resalta que el acuerdo pesquero entre la UE y Marruecos "no respeta ni el principio de soberanía permanente sobre los recursos naturales, ni las normas de derecho internacional humanitario que son de aplicación a la celebración de acuerdos internacionales de explotación de los recursos naturales de los territorios ocupados".

La Unión Europea tampoco ha respetado su obligación de no reconocer una situación ilegal como es la ocupación del Sáhara por parte de Marruecos y de no prestar ayuda ni asistencia para el mantenimiento de esa situación. Por todos estos motivos, el abogado general del TJUE llega a la conclusión de que el acuerdo de pesca no es válido.