Guindos conversa con su homólogo portugués, Mario Centeno, durante el Ecofin

Guindos conversa con su homólogo portugués, Mario Centeno, durante el Ecofin Eric Vidal/Reuters

Europa

Guindos renuncia al Eurogrupo y deja al portugués Centeno como favorito

Los ministros de Economía de la eurozona votarán el próximo lunes 4 de diciembre al sucesor de Jeroen Dijsselbloem.

Bruselas

Noticias relacionadas

Era el "candidato natural" del Partido Popular Europeo y tenía muchas posibilidades de conseguir el puesto al segundo intento y corregir, al menos en parte, la infrarrepresentación de España en las instituciones de la UE, según todas las fuentes consultadas por EL ESPAÑOL. Pero finalmente el ministro de Economía, Luis de Guindos, renuncia a presentarse a la presidencia del Eurogrupo, uno de los altos cargos comunitarios más codiciados. El plazo para que los aspirantes formalizaran sus candidaturas concluía este jueves a las 12:00 horas y Guindos ha decidido quedarse fuera de la carrera. La elección del sucesor de Jeroen Dijsselbloem tendrá lugar el próximo lunes 4 de diciembre y el favorito ahora mismo es el socialista portugués Mário Centeno.

"Yo siempre lo he dicho, no soy candidato", ha asegurado Guindos en un acto público en Madrid minutos antes de que terminara el plazo. Tras el fiasco de la candidatura de Barcelona como sede de la Agencia Europea del Medicamento, el Gobierno de Mariano Rajoy se ha fijado como objetivo en la UE la vicepresidencia del Banco Central Europeo (BCE). "Estoy convencido de que va a ser para un español o una española", ha dicho el ministro. La prensa alemana sitúa al propio Guindos como candidato al puesto, que quedará libre en mayo de 2018. Pero el presidente del BCE, Mario Draghi, no ve con buenos ojos que un político en ejercicio salte directamente a un órgano independiente, según han explicado a este periódico fuentes europeas.

Guindos se postuló a la presidencia del Eurogrupo en julio de 2015, pero fue derrotado por amplio margen por Dijsselbloem pese al apoyo expreso de Alemania. En marzo de este año, el ministro español alentó un golpe para tratar de derrocar a Dijsselbloem tras su hundimiento en las elecciones holandesas y unos polémicos comentarios sobre los países del sur. Pero volvió a fracasar. Ahora que tiene más posibilidades, ya que además es el más veterano tras la salida del alemán Wolfgang Schäuble, renuncia a presentarse. Y ha anunciado que votará al candidato portugués.

Cuatro candidatos

De hecho, el Partido Popular Europeo ha renunciado a presentar un candidato al Eurogrupo, pese a que el austríaco Hans Jörg Schelling sí quería postularse. Los populares aseguran querer preservar el actual equilibrio de familias políticas en las instituciones de la UE. Ellos ya controlan las presidencias de la Comisión (Jean-Claude Juncker), el Consejo (Donald Tusk) y la Eurocámara (Antonio Tajani) y quieren que el Eurogrupo siga en manos de un socialista.

El ministro eslovaco, Peter Kazimir

El ministro eslovaco, Peter Kazimir Eric Vidal/Reuters

Eso sitúa al portugués Centeno como favorito para hacerse con el cargo el lunes, aunque no es el único aspirante socialista que se presenta. También ha anunciado su candidatura el eslovaco Peter Kazimir, que no goza de gran predicamento en su familia política por su defensa de la austeridad durante la crisis pero podría cosechar votos conservadores. Los otros dos aspirantes confirmados son el liberal luxemburgués Pierre Gramegna, y la también liberal letona Dana Reizniece-Ozola. Finalmente, Pier Carlo Padoan se aparta de la carrera por la inminencia de las elecciones en Italia.

Centeno (51 años) ha sido definido por Wolfgang Schäuble como "el Ronaldo del Ecofin" por haber conseguido sacar a Portugal del procedimiento sancionador de la UE por déficit excesivo. Su país, que recibió un rescate de 78.000 millones de euros en 2011 en plena crisis de deuda de la eurozona, crecerá este año a un ritmo del 2,6%. El paro ha bajado desde el 16,4% en 2013 al 9,2%, mientras que el déficit se ha reducido desde el 7,2% hasta el 1,4% actual. Economista de profesión, forma parte del Gobierno socialista de Antonio Costa, apoyado por los comunistas y el Bloque de Izquierda, desde noviembre de 2015. En su contra juega su falta de peso político.

Kazimir (49 años) saltó a la fama en 2015 por sus críticas tuiteras contra el Gobierno Alexis Tsipras durante la última crisis griega. Twitter ha sido también el canal que ha escogido para formalizar su candidatura. "Veo la eurozona como un motor de integración europea. La diversidad de Europa es nuestra fuerza. Somos una comunidad y mi ambición es integrar a los que están dentro y fuera del euro, construir puentes", ha escrito a modo de programa. 

La ministra letona, Dana Reizniece-Ozola

La ministra letona, Dana Reizniece-Ozola UE

Dana Reizniece-Ozola (36 años) es ministra de Finanzas de Letonia desde febrero de 2016. Pertenece al partido Unión de los Verdes y los Granjeros y es una experta ajedrecista: ganó dos veces el campeonato europeo de ajedrez para chicas menores de 18 años. Hizo campaña contra la adopción del euro en Letonia en el referéndum de 2014. Gramegna (59 años) sería el candidato ideal si de lo que se trata es de respetar todos los equilibrios: viene de un país pequeño; pertenece a la familia de los liberales, en auge en la UE; y no es de la línea dura en materia fiscal. Pero Luxemburgo ya está representado por Juncker y muchos ministros aún lo ven como paraíso fiscal.

El ministro luxemburgués, Pierre Gramegna

El ministro luxemburgués, Pierre Gramegna UE

La elección del nuevo jefe del Eurogrupo tendrá lugar mediante votación secreta. El ganador necesita mayoría simple, es decir, 10 de los 19 ministros de Economía. Si nadie los logra en primera ronda, se invitará a los candidatos con menos votos a retirarse. La principal función del presidente es dirigir las reuniones y buscar consensos. El Eurogrupo ha cobrado un gran protagonismo durante la crisis de deuda, ya que fue el órgano encargado de los programas de asistencia financiera a Grecia, Portugal, Irlanda o Chipre así como del rescate bancario de España.