Boris Johnson, ministro de Exteriores británico.

Boris Johnson, ministro de Exteriores británico. Reuters

Europa GOBIERNO BRITÁNICO

Boris Johnson admite que Reino Unido tendrá que pagar la factura del 'brexit'

Anteriormente el titular de Exteriores británico había mandado a sus socios europeos "a silbar" con respecto a los costes del divorcio.

E.E.

El ministro británico de Asuntos Exteriores, Boris Johnson, ha admitido que el Gobierno del Reino Unido "cumplirá con sus obligaciones legales" y saldará sus cuentas pendientes con Bruselas por el brexit.

El jefe del Foreign Office ha reconocido ahora que este país tendrá que pagar dinero a la Unión Europea (UE) por abandonar el bloque, tras haber indicado el pasado mes que no reconocía la cifra barajada por Bruselas en concepto de "factura", fijada entre los 60.000 y los 100.000 millones de euros.

En unas declaraciones a la emisora británica BBC Radio 4, Johnson ha asegurado que este país "sin duda cumplirá con sus obligaciones" legales con los 27, cuando quedan tres días para el inicio de la tercera ronda de negociaciones en Bruselas entre ambas partes.

"Algunas de las sumas que he visto me han parecido muy elevadas pero, por supuesto, cumpliremos con nuestras obligaciones", ha afirmado el titular de Exteriores.

Ha recalcado, en este sentido, que los británicos "se rigen por la ley" y "saldan sus cuentas", y recordó que "el Reino Unido ha contribuido con cientos de miles de millones a lo largo de los años".

No obstante, Johnson también ha puntualizado que con esto no está diciendo que "acepte la interpretación de (el responsable de la UE de las negociaciones para el "brexit" Michel) Barnier sobre cuáles son nuestras obligaciones".

"Pero sí estoy diciendo que, sin duda, cumpliremos con nuestras obligaciones legales tal y como las entendemos, y eso es, además, lo que se espera que haga el Gobierno británico", ha apuntado.

En cuanto a sus declaraciones el pasado mes, Johnson ha indicado además que entonces se le había preguntado "por sumas muy elevadas, unos 100.000 millones de euros o libras", una cifra que, ha reiterado este viernes, "no reconoce".

En la entrevista con la citada emisora británica, el político conservador rehusó pronunciarse acerca de otras cuestiones clave de las negociaciones, como la posibilidad de llegar a un acuerdo de transición con la UE tras la marcha del bloque.

Con relación a ese punto, tan solo señaló que el tema "crucial" en el proceso es proporcionar "certidumbre", además de subrayar que los empresarios británicos quieren ver "rapidez y eficiencia".