Guindos conversa en el Eurogrupo con el ministro griego, Euclides Tsakalotos

Guindos conversa en el Eurogrupo con el ministro griego, Euclides Tsakalotos Julian Warnand/EFE

Europa Ajustes presupuestarios

Grecia cumple las exigencias de déficit de la UE antes que España

Bruselas propone archivar el procedimiento sancionador contra Atenas al constatar que ha controlado sus cuentas y tiene un superávit del 0,7%.

Bruselas

Noticias relacionadas

El Gobierno de izquierda radical de Alexis Tsipras ha adelantado a la España de Mariano Rajoy en el cumplimiento de los objetivos presupuestarios exigidos por la UE. La Comisión Europea ha propuesto este miércoles sacar a Grecia del procedimiento sancionador por déficit excesivo, en el que se encuentra inmersa desde 2009, por considerar que ya ha puesto orden en sus cuentas de forma sostenible. Atenas ha pasado de un desfase presupuestario del 15,1% en 2009 a un superávit del 0,7% en 2016, muy por debajo del umbral del 3% que fija el Pacto de Estabilidad.

Si el Ecofin ratifica la recomendación de Bruselas, sólo quedarán tres países sujetos al procedimiento sancionador por déficit excesivo: España, Francia y Reino Unido. En 2011, en plena crisis financiera, hasta 24 países miembros superaron el límite del 3%. Londres no forma parte del euro (y por tanto no puede ser multado) y además va camino del brexit. Así que los alumnos más rezagados de la UE en materia presupuestaria son ahora España y Francia.

España es en estos momentos el país de la eurozona con mayor déficit público y no saldrá del procedimiento sancionador al menos hasta 2018. El Gobierno de Mariano Rajoy se ha comprometido con la UE a reducir el desfase hasta el 3,1% del PIB este año y el 2,2% en 2018. El ministro de Economía, Luis de Guindos, asegura que estos objetivos se cumplirán incluso con la rebaja de 2.000 millones de euros del IRPF que acaba de pactar con Ciudadanos. Bruselas ha aplazado hasta octubre su veredicto sobre esta reducción de impuestos.

Grecia, todavía sin solución definitiva

"Esta propuesta es un reconocimiento de la masiva reducción del déficit que ha llevado a cabo Grecia, hasta situarse por debajo de la media de la eurozona. Grecia está ahora preparada para salir del procedimiento por déficit excesivo, pasar la página de la austeridad y abrir un nuevo capítulo de crecimiento, inversión y empleo", ha dicho el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, en un comunicado.

Lo cierto es que el duro ajuste fiscal de Grecia se explica por los recortes que le ha impuesto la UE como contrapartida de los tres programas de asistencia financiera concedidos desde 2010. Atenas se encuentra ahora en la recta final del tercer rescate por valor de 86.000 millones de euros, pero el Eurogrupo todavía no ha logrado una solución definitiva sobre la cuestión del alivio de la deuda, que alcanzó el 179% del PIB en 2016.

Los ministros de Finanzas de la eurozona han llegado a un acuerdo de mínimos para desbloquear un tramo de 8.500 millones del rescate, que de momento cubre los vencimientos de deuda más urgentes y evita otra crisis griega este verano. La primera parte, por valor de 7.700 millones, fue desembolsada a Atenas por el fondo de rescate de la UE (MEDE) el lunes.

"Invito a Grecia a que continúe reforzando la confianza en su economía, lo que es importante para preparar su retorno a los mercados financieros. La rápida aplicación de las reformas acordadas es crucial para que den frutos positivos a la sociedad y a la economía griegas", ha señalado el vicepresidente económico de la Comisión, Valdis Dombrovskis.