Imagen de uno de los centros de votación en Londres

Imagen de uno de los centros de votación en Londres Reuters

Europa Guía del 8-J

Todo lo que necesita saber sobre las elecciones británicas

El sistema electoral favorece a los grandes partidos. La batalla electoral de este jueves es cosa de dos. 

Londres

Reino Unido elige primer ministro este jueves 8 de junio en unas elecciones generales convocadas por sorpresa por la actual primera ministra Theresa May. El Parlamento británico cuenta con 650 escaños y la mayoría se obtiene, como en España, a partir de la mitad más uno, en este caso, 326 escaños.


¿Por qué hay elecciones?


Reino Unido celebró elecciones en mayo de 2015 y, por una ley que establece la duración de las legislaturas en cinco años, no debía haber comicios hasta 2020. Sin embargo, Theresa May sorprendió a todos el pasado 18 de abril cuando anunció la convocatoria de elecciones anticipadas. La intención, según sus propias palabras, era poder obtener una mayoría más amplia para “endurecer la mano en las negociaciones del brexit”.

El anterior primer ministro David Cameron dimitió después del resultado del referéndum. Cameron, que abogaba por permanecer en el club de los 28, decidió que no había sitio para él. May le sucedió en el cargo.

¿Cuántas personas votan?



Más 46.9 millones de personas se han registrado para votar, eso es casi medio millón más que en las elecciones de 2015. Un millón de los votantes registrados son jóvenes de entre 18 y 25 años, es el mayor índice de electorado joven registrado en la historia del país. Esto podría beneficiar a los laboristas que suelen atraer al voto joven.


¿Cuáles son los principales partidos?



Gran Bretaña tiene principalmente dos partidos: el Partido Conservador, apodados los tories, y el Partido Laborista. Los conservadores suelen inclinarse hacia la derecha y los laboristas hacia la izquierda, con sus orígenes en los sindicatos. El Conservador es el partido más antiguo del país, fundado en el siglo XVIII. El Laborista nació en 1900.

Después están los liberal-demócratas, centristas. En el pasado llegó a ser un partido poderoso, dos de sus candidatos llegaron incluso a ser primer ministros en el siglo XIX y XX. Hoy todavía está al frente de algunos gobiernos importantes a nivel local pero después de formar coalición con Cameron en 2010 casi han desaparecido del mapa.

El eurófobo UKIP (Partido por la Independencia del Reino Unido) es el partido del brexit. Situado en la extrema derecha, empezó a emerger en 2013. Sin embargo, tras varios problemas de liderazgo y un endurecimiento del discurso de los tories en materia de inmigración que parece haberle robado los votos, es un misterio qué resultado obtendrán en estas elecciones. Los pasados comicios locales no fueron nada halagüeños.

El Partido Verde es el que aboga por políticas de mayor conciencia medio-ambiental y se parece a los partidos verdes tradicionales del resto de Europa. Tiene cierto poder en algunas ciudades del sur del país como la popular Brighton.

El Partido Nacional Escocés (SNP) es el que aboga por la independencia de Escocia del Reino Unido. Tras la convocatoria de un segundo referéndum, estas elecciones servirán a la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, para medir el grado de aprobación ante una nueva consulta.

¿Quiénes son los líderes de los partidos?


Theresa May es la líder del partido Conservador y quien aspira a repetir como primera ministra. Ocupó seis años la cartera de Interior y ahora se le culpa de los fallos de seguridad para frenar los ataques como el de Westminster, Manchester o London Bridge.

Los laboristas están capitaneados por Jeremy Corbyn, con fuertes vínculos en los sindicatos. Ha tenido muchas dificultades para mantener a su partido unido y contar con el favor del público pero en las últimas semanas ha resurgido en la encuestas.

Tim Farron es el líder de los liberal-demócratas, sucediendo a Nick Clegg que formó el tándem con Cameron en 2010. Farron ha criticado bastante la actuación de los liberal-demócratas durante el gobierno de coalición y asegura que non habrá pactos con ningún partido tras estas elecciones.

Paul Nutell es el líder de UKIP y sucesor del polémico Nigel Farage. UKIP contaba hasta antes de las elecciones con un sólo diputado, que además se pasó a independiente. Nutell asegura que el brexit es un trabajo a medio hacer y que el UKIP debe garantizar que se cumpla la voluntad de la gente.

Caroline Lucas se reparte el liderazgo del Partido Verde con Jonathan Bartley. Con un sólo escaño en el Parlamento aspiran a conseguir al menos dos en estas elecciones.

Nicola Sturgeon es la líder de SNP. Tiene malas relaciones con Theresa May y ha sido muy beligerante en contra del brexit. Escocia votó mayoritariamente ‘no’ a abandonar la Unión y Sturgeon tiene un examen este jueves para repetir los grandes resultados de 2015 cuando ganó 56 de los 59 escaños posibles.

Un sistema bipartidista

Pese a la abundancia de partidos, el sistema británico favorece el bipartidismo. El sistema de recuento de votos es simple: quien tiene el mayor número de votos en la circunscripción, se lo lleva todo y gana el escaño. Ni transferencias ni representación proporcional.

Este sistema favorece a los dos grandes partidos: laboristas y conservadores. El voto táctico y el carisma de los líderes, no sólo a nivel local sino nacional, es clave para ganar votos.

Los demás partidos tienen la opción, salvo sorpresa, de formar un gobierno de coalición como ocurrió con los conservadores y liberal-demócratas en 2010. En estas elecciones, el Partido Nacionalista Escocés ha asegurado que apoyaría un gobierno liderado por Jeremy Corbyn para que pueda ser primer ministro. Los liberal-demócratas no quieren oír hablar de pactos.

¿Quién puede ganar?

En esta pasada legislatura, los conservadores tenían una mayoría escasa de apenas cinco escaños en el Parlamento. May quiere superar esa mayoría para fortalecer su margen de maniobra en las negociaciones con la UE. En abril, cuando se convocaron las elecciones, el Gobierno conservador tenía una alta aprobación ante el público pero después de seis semanas de campaña las encuestas han reducido la diferencia entre tories y laboristas.

Los laboristas siguen por detrás en las encuestas y hasta el inicio de la campaña su líder, Jeremy Corbyn contaba con una pésima valoración entre la opinión pública. Tras seis semanas de carrera electoral la distancia entre tories y laboristas se ha acortado mucho. Algunas encuestas hablan de un sólo punto de diferencia mientras que la mayoría establecen una distancia de entre cinco y diez puntos, algo en el mes de abril cuando la diferencia era de hasta 24 puntos a favor de los de May.

Algunos sondeos auguran también un Parlamento sin mayoría lo que obligaría a repetir elecciones a un gobierno de coalición.


¿Me afectan las elecciones si soy español?


Sí. Desde luego afectará a las decenas de miles de españoles que viven en Reino Unido, no sólo en cuanto a políticas sociales y de impuestos sino con respecto a si será necesario un permiso de residencia y de trabajo una vez que Reino Unido abandone definitivamente la Unión Europea.

Para los españoles que sólo vengan de visita puede que simplemente signifique hacer una cola distinta a los ciudadanos con pasaporte británico en el aeropuerto pero eso, como todo lo que concierne al brexit, es todavía una incógnita.

¿Por qué se celebran en jueves?

Un dato curioso como premio si han llegado a leer hasta el final. Los británicos votan generalmente los jueves. Lo vienen haciendo así desde prácticamente 1918, salvo algunas excepciones. ¿La razón? La historia dice que para evitar que el electorado fuera influenciado, bien por los líderes políticos que los viernes acudían al pub tras la paga semanal, bien en la iglesia los domingos. El jueves parecía el día más seguro, alejado de cualquier influencia. A día de hoy esto es absurdo pero si algo valoran en Reino Unido es la tradición.

¿Cuándo conoceremos los resultados?

Los colegios electorales abren este jueves 8 de junio a las siete de la mañana -a las 8 en la España peninsular- y cierran a las 22h (23h en España). Se espera un primer sondeo a pie de urna en cuanto cierren los colegios electorales. El recuento se llevará a cabo por la noche y se espera un resultado bastante certero de madrugada, entre las tres y las cuatro. Los resultados definitivos serán publicados el viernes por la mañana.