Beppe Grillo apoyó el 'brexit' y ha pedido un referéndum sobre el euro

Beppe Grillo apoyó el 'brexit' y ha pedido un referéndum sobre el euro Remo Casilli Reuters

Europa

Grillo rompe con Farage: ¿oportunismo o giro proeuropeo?

El grupo liberal en la Eurocámara rechaza la petición de ingreso del Movimiento 5 Estrellas. 

Bruselas

El partido antisistema italiano Movimiento 5 Estrellas ha roto su alianza en la Eurocámara con el euroescéptico Nigel Farage. Desde su irrupción con 17 escaños en el Parlamento Europeo tras las elecciones de 2014, la formación liderada por Beppe Grillo ha formado parte junto al UKIP del grupo Europa de la Libertad y de la Democracia Directa. Ahora, las bases de la formación han aprobado pasarse al grupo liberal ALDE -del que forman parte Ciudadanos, Partit Demòcrata Català (antigua Convergència) y PNV- cuyo programa político es antagónico, ya que se basa en acelerar la integración europea. Pero los liberales no se fían de este viraje ideológico y han rechazado la petición de adhesión de Grillo. 

La maniobra del 5 Estrellas ha provocado sorpresa y estupefacción en Bruselas. Grillo, uno de cuyos mantras ha sido siempre la transparencia, negoció en secreto durante las últimas semanas con la dirección de ALDE. El domingo anunció en de forma inesperada en su blog una votación por internet sobre este cambio de alianza. En total han participado 40.654 inscritos: 31.914 (el 78,5%) apoyan pasarse a los liberales, 6.444 quieren seguir con el líder saliente del UKIP, Nigel Farage, y 2.296 piden quedarse como no inscritos, según los resultados conocidos este lunes.

El cambio de bando repentino del 5 Estrellas no ha convencido a los eurodiputados de ALDE. Tras una tormentosa reunión este lunes, la dirección del grupo liberal ha retirado su oferta al partido de Grillo. "He llegado a la conclusión de que no hay garantías suficientes para concluir un programa común para reformar Europa. No hay suficientes puntos de acuerdo para dar curso a la petición del Movimiento 5 Estrellas de unirse a ALDE. Subsisten diferencias fundamentales en asuntos europeos clave", ha dicho su presidente, el ex primer ministro belga Guy Verhofstadt.

La decisión de ALDE frustra de momento el intento del 5 Estrellas de distanciarse de la etiqueta de populista y virar hacia posiciones más centristas. El partido italiano intentó también negociar con los Verdes, pero éstos se negaron desde el principio. También supone una dura desautorización al propio Verhofstadt, que negoció el acuerdo preliminar con Grillo. Sus propios compañeros de partido le acusan de buscar únicamente un impulso a su candidatura para presidir la Eurocámara, que se vota la semana que viene.

Grillo ha culpado al "establishment" de que se haya frustrado la operación. "Todas las fuerzas posibles se han movido contra nosotros. Hemos hecho temblar al sistema como nunca antes", ha escrito en su blog.

¿Abandono del euroescepticismo?

A priori, el acuerdo entre ALDE y 5 Estrellas ya parecía muy difícil, ya que los postulados políticos que defienden ambos bandos son incompatibles. Frente al federalismo que propugnan los liberales, Grillo ha reclamado la convocatoria en Italia de un referéndum sobre el euro y se felicitó por el triunfo del brexit y la victoria de Donald Trump en las elecciones de Estados Unidos. El jefe de gabinete del presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, lo incluyó en el "escenario del horror" del populismo en un famoso tuit el año pasado.

¿Qué llevó a Verhofstadt a negociar con Grillo? En su equipo aseguran a EL ESPAÑOL que la maniobra no tiene nada que ver con la candidatura de Verhofstadt a presidir la Eurocámara. Según estas fuentes, fue Grillo el que llamó a ALDE buscando incorporarse.

Los negociadores de las dos partes pactaron entonces un manifiesto de cuatro puntos con sus prioridades políticas comunes, que incluyen la renovación de la democracia europea, una reforma de la eurozona en la que no se menciona el referéndum y la defensa de los derechos humanos en la escena internacional. "Adoptando ese manifiesto, el 5 Estrellas da un giro del euroescepticismo a una reforma de la UE", sostiene la dirección de ALDE. 

Las razones que esgrime el cómico italiano para romper con Farage son mucho más prosaicas y utilitarias. Una vez que el UKIP ha logrado su objetivo político con el brexit y se dispone a abandonar la Eurocámara, quedarse en su grupo político impediría al Movimiento 5 Estrellas cumplir su programa político en la UE. De hecho, Grillo asegura que en los dos años y medio de alianza el UKIP y su partido sólo han coincidido en el 20% de las votaciones. Además, critica que el partido de Farage haya cometido irregularidades en la gestión de los fondos comunitarios.

Pasarse a ALDE habría significado aumentar la influencia del 5 Estrellas en las votaciones de la Eurocámara y "marcar la diferencia" en la toma de decisiones, sostiene el cómico italiano. En ningún momento habla de una conversión hacia posiciones más proeuropeas. Al contrario, no reniega de ninguna de las decisiones adoptadas en el pasado, que "nos han llevado a donde estamos hoy", según ha dicho en su blog. 5 Estrellas habría conservado además su libertad de voto dentro del grupo liberal.

Rebelión interna

El principio de acuerdo de Verhofstadt con el 5 Estrellas ha provocado una rebelión interna en ALDE. Los eurodiputados franceses o nórdicos del grupo, entre otros, rechazaron desde el principio la alianza. "No es que 5 Estrellas haya evolucionado hacia posiciones más cercanas a las de ALDE, proeuropeoas, lo que merecería consideración, sino que se trata más bien de una maniobra que confundirá a los ciudadanos", ha escrito la eurodiputada Sylvie Goulard.

Goulard reprocha al 5 Estrellas su alianza con Farage, su propuesta de referéndum sobre el euro y sus posiciones económicas proteccionistas y contrarias a la disciplina presupuestaria. También critica su propuesta de una alianza entre los países del sur que ejerza de contrapeso a la Alemania de Angela Merkel. 

En su configuración actual, el grupo ALDE no está exento de contradicciones, ya que cobija tanto a los eurodiputados de Ciudadanos como a los independentistas del Partit Demòcrata Català, como ha recordado el portavoz de la formación de Albert Rivera, Juan Carlos Girauta. Girauta, que fue eurodiputado, no cerraba la puerta a la incorporación de 5 Estrellas. 

"El Movimiento 5 Estrellas tiene un montón de eurodiputados. He conocido de todo, hay personas muy serias, y en todo caso las que son muy serias y las que son menos, todos son más serios que Grillo", dijo el portavoz de C's en una entrevista en Radio Nacional. 

Tampoco la eurodiputada Beatriz Becerra, que fue elegida por UPyD pero ahora actúa como independiente, se oponía de plano a la entrada del 5 Estrellas en ALDE. Becerra ve afinidad con los parlamentarios de Grillo en cuestiones como derechos humanos, medidas anticorrupción y transparencia. Y confía en que "algunas de sus posiciones menos sólidas podrían reenfocarse al interés europeo".

Para el parlamentario del Partit Demòcrata Català, Ramon Tremosa, el factor que ha decantado el 'no' al 5 Estrellas son las elecciones previstas este año en la UE. "El movimiento personal de Verhofstadt ha sido visto en Bruselas como un acuerdo cínico, que perjudica al movimiento proeuropeo y a los liberales en Holanda, Francia y Alemania en un año electoral", ha escrito Tremosa en Twitter.