Yasuhiro Nakasone, exprimer ministro de Japón.

Yasuhiro Nakasone, exprimer ministro de Japón. Reuters

Asia

Muere a los 101 años el influyente exprimer ministro nipón Yasuhiro Nakasone

Está considerado como uno de los líderes políticos más influyentes tras la II Guerra Mundial: unió lazos con EEUU y consolidó a Japón como una potencia económica.

El exprimer ministro nipón Yasuhiro Nakasone, considerado uno de los líderes políticos más influyentes del Japón de posguerra, ha fallecido a los 101 años de edad, según informó la cadena estatal NHK.

El político conservador gobernó Japón entre 1982 y 1987, y durante su mandato estrechó los lazos de Defensa con Estados Unidos y consolidó a Japón como una de las mayores potencias económicas globales.

Nakasone, quien luchó en la II Guerra Mundial como oficial de la marina de la Armada Imperial nipona, murió a primera hora de este viernes en un hospital de Tokio, según señalaron fuentes cercanas al político al citado medio nacional.

Imagen de archivo de Nakasone junto a Ronald Reagan.

Imagen de archivo de Nakasone junto a Ronald Reagan. Reuters

Conocido a nivel internacional por su buena sintonía con el presidente estadounidense Ronald Reagan, fue una de las figuras más respetadas de la política en Japón durante las últimas décadas del siglo XX.

Nakasone promovió durante su mandato reforzar las capacidades nacionales de Defensa de Japón en el marco del acuerdo bilateral con Estados Unidos, y defendió la reforma del artículo pacifista de la Constitución nipona que limita las atribuciones de las Fuerzas de Autodefensa (Ejército) de Japón.

Sus posturas le valieron entonces los ataques de la oposición por considerarlo partidario del regreso al nacionalismo y al militarismo que llevaron al país a la II Guerra Mundial.

En 1985, generó una crisis diplomática con China con su visita al santuario de Yasukuni, que honra a todos los caídos por Japón entre finales del siglo XIX y 1945, entre ellos catorce políticos y oficiales del Ejército Imperial condenados como criminales de guerra de clase A por un tribunal penal internacional al final de la II Guerra Mundial.

El político originario de la prefectura de Gunma (centro) también generó controversia en varias ocasiones con comentarios que apuntaban a la superioridad de la "raza" japonesa y de su cultura, y defendió políticas educativas que inculcaran el patriotismo entre los estudiantes japoneses.

En el apartado económico, impulsó algunas de las mayores privatizaciones de la historia de Japón, entre ellas la de la compañía nacional ferroviaria Japan National Railways, que fue escindida en siete operadores regionales privados.

Nakasone es uno de los máximos referentes de la actual generación de políticos nipones conservadores en el poder, entre ellos el primer ministro Shinzo Abe, quien también tiene entre sus prioridades políticas ampliar las capacidades militares nacionales y reformar la Carta Magna.

El padre del actual líder japonés, Shintaro Abe, fue además ministro de Asuntos Exteriores con Nakasone en sus dos primeros mandatos (1982-1986).

Nakasone se vio obligado a dimitir en 1987 tras no lograr el respaldo a una subida del impuesto sobre el consumo para sanear el endeudamiento público, y se retiró de la política en 2003, después de más de 50 años como miembro de la Cámara Baja de la Dieta.