Donald Trump, presidente de Estados Unidos

Donald Trump, presidente de Estados Unidos Reuters

EEUU

La Casa Blanca excluye a una periodista por hacer preguntas "inapropiadas" a Trump

La cadena estadounidense CNN ha asegurado que una de sus corresponsales en la Casa Blanca, Kaitlin Collins, fue excluida de cubrir uno de los eventos del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, este jueves, lo que ha provocado que la compañía presente una queja ante la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca.

Collins ha sido excluida de un evento en Rose Garden por hacer preguntas sobre una grabación de audio de Trump supuestamente discutiendo con su exabogado Michael Cohen sobre un fondo establecido para pagar a la exmodelo de Playboy, Karen McDougal, por guardar silencio sobre una puesta aventura con el mandatario.

La cadena de televisión ha dicho en un comunicado que el director de comunicación de la Casa Blanca, Bill Shine y la secretaria de prensa, Sarah Sanders, le dijeron a la periodista que sus preguntas habían sido "inapropiadas", por lo que no podría asistir a un evento en el que Trump y Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, iban a mantener un diálogo sobre comercio internacional. La cadena describió la decisión como "vengativa y no indica una apertura hacia la libertad de presa. Exigimos más". 

Para justificar la medida, la secretaria de prensa dijo, sin nombrar a Collins, que un reportero había "gritado" preguntas y se había negado a irse de un evento en la Oficina Oval pese a que se lo pidieron varias veces. La funcionaria ha asegurado que sí le prohibió la entrada a los eventos siguientes a Collins, pero que permitiría que fuera cualquier otro periodista de esa cadena.

Olivier Knox, presidente de la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca, expresó su rechazo a la decisión: "Condenamos enérgicamente la decisión equivocada e inapropiada de la Casa Blanca el día de hoy de prohibirle a uno de nuestros miembros asistir a un evento abierto a la prensa después de que ella hiciera preguntas que no le gustaban", en un comunicado. En repetidas ocasiones el presidente estadounidense ha dicho que el trato de CNN hacia él es injusto, y que la mayoría de la información que sacan son "fake news".