Trump, en su escritorio del Despacho Oval

Trump, en su escritorio del Despacho Oval Reuters

EEUU

Trump acusa a los demócratas de "atrincherarse" para forzar el cierre del Gobierno

El presidente cancela su agenda para el fin de semana e intenta lograr un acuerdo presupuestario.

La Casa Blanca acusó a los demócratas de estar "atrincherados" para forzar el cierre parcial del Gobierno federal porque les interesa "políticamente", en medio de la cuenta atrás antes de que se cumpla la fecha límite esta medianoche.

"El presidente (Donald Trump) está listo para firmar una ley que mantenga al Gobierno federal operando (...). Desafortunadamente, parece que los demócratas en el Senado están atrincherados para forzar el cierre", aseguró Marc Short, el director de Asuntos Legislativos de la Casa Blanca, en una rueda de prensa.

Short lamentó que "los demócratas sienten que es mejor políticamente para ellos forzar un cierre". Por su parte, Mick Mulvaney, el director de la Oficina de Presupuestos de la Casa Blanca, señaló que las opciones de que el Gobierno se quede sin fondos esta medianoche "se han elevado a entre un 50 % y un 60 %", tras asegurar que anoche las cifraba "en un 30 %".ç

Trump cancela su 'finde'

Ante la creciente incertidumbre, el presidente estadounidense no viajará, como tenía previsto, a Florida para pasar el fin de semana hasta que el Senado apruebe un acuerdo presupuestario.

En la noche de este jueves, la Cámara de Representantes sacó adelante una propuesta para otorgar fondos al Gobierno federal hasta febrero, y ahora la duda se concentra en el Senado, donde los republicanos cuentan con una exigua mayoría de 51 frente a 49.

La fecha límite es a medianoche de hoy viernes, con lo que se espera que la Cámara alta vote a lo largo del día de hoy.

El propio Trump agregó suspense a la situación con un mensaje en Twitter esta mañana en el que también cargaba contra los demócratas.

"La ley de financiación del Gobierno se aprobó anoche en la Cámara de Representantes. Ahora hacen falta los demócratas para que pueda salir adelante en el Senado, pero ellos quieren inmigración ilegal y fronteras débiles. ¿Habrá cierre?", escribió el mandatario.

Los republicanos quieren evitar que el Gobierno cierre, coincidiendo además con el primer aniversario de Trump en la Casa Blanca, y la última vez que ocurrió algo así fue en 2013, cuando ellos mismos provocaron uno de más de dos semanas en sus intentos de derogación de la ley sanitaria del entonces presidente Barack Obama.