Manifestantes participan en una marcha contra la eliminación del programa DACA

Manifestantes participan en una marcha contra la eliminación del programa DACA TASOS KATOPODIS EFE

EEUU La Casa Blanca de Trump

Quiénes son los 800.000 'dreamers' a los que Trump niega el sueño americano

México, el país con más afectados en EEUU, lamenta la retirada de DACA y acogerá "de brazos abiertos" a los que tengan que regresar. 

Jesús Ossorio

"No deberíamos amenazar el futuro de este grupo de jóvenes que están aquí sin haber cometido una falta, no suponen una amenaza y no están arrebatando nada del resto de nosotros". El expresidente Barack Obama ha rechazado con un contundente comunicado la decisión de Donald Trump, que ha fulminado este martes el sueño americano de los inmigrantes jóvenes de EEUU, los llamados dreamers. 

El presente y el futuro de 800.000 personas entra ahora en un limbo legal de la mano del presidente de EEUU, un país construido por inmigrantes. Cumpliendo con una de sus promesas electorales y en un claro guiño a los sectores más conservadores, el inquilino del Despacho Oval ha decidido poner fin a DACA.

Esta legislación, aprobada en 2012 por Barack Obama, permitía a los inmigrantes que llegaron al país siendo menores tener un trabajo, acceso a una tarjeta de crédito, conducir y seguridad social. Los inmigrantes estaban también, hasta ahora, protegidos de una posible deportación a sus países de origen. 

El fiscal general de EEUU, Jeff Sessions, ha sido el encargado de confirmar la medida, tal y como estaba previsto. "Estoy aquí para anunciar que el programa DACA promulgado por la Administración de Obama va a ser rescindido", ha anunciado en una rueda de prensa. 

La suspensión de este programa legal que protegía a los dreamers se hará efectiva dentro de seis meses, periodo en el que el Congreso buscará una alternativa legal para la situación de los jóvenes afectados. El propio presidente se ha adelantado al anuncio oficial a través de varios mensajes en  Twitter en los que arengaba a la Cámara a "ponerse a trabajar". 

Fiel a su estilo, Trump también ha subrayado que su objetivo es que los intereses de los ciudadanos de EEUU sean prioritarios. "Somos un país de ley, no volveremos a incentivar la inmigración ilegal", ha aseverado en su cuenta en la red social. 

¿Qué pasará con los 'dreamers'?

Desde este mismo 5 de septiembre, la Administración de EEUU no aceptará las solicitudes a este programa y las que hallan llegado hasta esa fecha serán revisadas una a una, tal y como ha especificado Sessions. Además, quedan suspendidos los permisos de viaje para los dreamers, aunque los que se encuentran fuera del país podrán regresar a casa sin problemas. Los que salgan de las fronteras de EEUU a partir de ahora podrán ser arrestados y deportados a la vuelta

El sueño americano para los inmigrantes se desvanece por completo para los que estén fuera de los nuevos plazos establecidos por la Administración Trump. Los que ya estén dentro del programa DACA podrán solicitar una renovación de su estancia de dos años pero deberán hacerlo antes del próximo 5 de octubre y ajustarse a los nuevos requisitos que pueda decidir el Congreso. 

México recibirá con los brazos abiertos a los jóvenes 'dreamers' que regresen a nuestro país

Ocho de cada diez dreamers que se acogieron a esta oportunidad de protección impulsada por el presidente Obama son mexicanos, según datos de la Oficina de Inmigración de EEUU. El país fronterizo es una de las principales víctimas de la retórica antiimigración del presidente Trump y ha lamentado profundamente la decisión del republicano. 

"México recibirá con los brazos abiertos a los jóvenes dreamers que regresen a nuestro país", ha asegurado el Gobierno de Peña Nieto en un comunicado este martes. 

Los grupos de inmigrantes no han tardado en tachar de "cruel, inhumana y vergonzosa" la decisión de Trump y se han manifestado frente a la Casa Blanca para expresar su repulsa ante la medida. El rechazo al nuevo ataque de Trump a los inmigrantes llega incluso desde el mundo académico. La Universidad de Harvard ya ha adelantado que seguirá ayudando económica y legalmente a los dreamers a pesar de la nueva situación legal.

 

Al igual que Obama, el exvicepresidente Joe Biden ha recordado a través de un mensaje en Twitter que los 'soñadores' "no tenían otra opción para llegar a EEUU, los trajeron sus padres. Ahora serán enviados de vuelta a unos países que nunca han conocido. Es cruel".