La juez estadounidense Sheila Abdus-Salaam.

La juez estadounidense Sheila Abdus-Salaam. AP

EEUU

Hallada muerta la primera juez musulmana de EEUU

Sheila Abdus-Salaam, de 65 años, era desde 2013 juez de la Corte de Apelaciones de Nueva York. Fue la primera juez musulmana y la primera afroamericana en llegar al más alto tribunal de este estado.

La juez estadounidense Sheila Abdus-Salaam, la primera mujer afroamericana y musulmana en llegar a la Corte de Apelaciones de Nueva York, ha sido hallada muerta en la rivera del río Hudson.

La Policía, que está investigando las circunstancias de la muerte, encontró su cuerpo vestido en el río pasado el medio día del miércoles. No había signos de violencia. Su marido había denunciado su desaparición el día anterior.

Abdus-Salaam tenía 65 años. Nacida en Washigton D.C., logró ser la primera mujer afroamericana designada para la Corte de Apelaciones de Nueva York cuando el gobernador demócrata Mario Cuomo la nominó para el máximo tribunal del estado en 2013. Según la Enciclopedia de Historia Política de Princeton, Abdus-Salaam fue además la primera mujer musulmana en servir como juez en Estados Unidos.

“La juez Sheila Abdus-Salaam fue una jurista de vanguardia cuyo servicio público se dirigió a lograr un Nueva York más justo para todos”, ha afirmado Cuomo en una declaración tras conocer su fallecimiento. "Como la primera afroamericana en ser designada para la Corte de Apelaciones, fue una pioneara. A través de sus escritos, su sabiduría y su sólida moral, era una fuerza del bien cuyo legado se sentirá durante años".

Abdus-Salaam creció en el seno de una familia de clase media y tenía seis hermanos. En 1974 se graduó en la Universidad de Barnard y tres años más tarde en la facultad de Derecho de Columbia. Antes de acceder a la judicatura, trabajó como abogada para firmas privadas y para el departamento de estado de Nueva York como adjunta de los departamentos de derechos civiles e inmobiliario. Entre 1992 empezó a trabajar en la corte civil de Nueva York y desde 1993 hasta 2013 fue juez asociada de la Sección de Apelaciones de la Corte Suprema de Nueva York.

La juez era integrante de una ONG que asiste a jóvenes marginados, Project Brownstone. Su fundador, Earl Davis, calificó como "impactante" la muerte de Abdus Salaam. "No sé qué pudo pasar", agregó Davis en declaraciones a los periodistas.