Michael Flynn,  asesor de seguridad nacional de la Administración Trump

Michael Flynn, asesor de seguridad nacional de la Administración Trump Michael Reynolds Efe

EEUU

El FBI y la CIA investigan al nuevo asesor de seguridad de EEUU por sus contactos con Rusia

Michael Flynn llamó a la Embajada de Rusia el mismo día que Obama anunció sanciones a ese país por sus supuestos ciberataques, según 'The Wall Street Journal'.

Noticias relacionadas

El asesor en seguridad nacional de la Administración Trump, Michael Flynn, fue calificado como "amigo de Rusia" por la televisión Russia Today el día que el entonces aún presidente electo anunció su deseo de darle ese cargo. Ahora el general retirado y antiguo director de la Agencia de Inteligencia de la Defensa (DIA) ha sido investigado por agentes de contraespionaje estadounidense por sus vínculos con Moscú, publica The Wall Street Journal. El FBI, la CIA, la NSA y el Departamento del Tesoro han escrutado sus comunicaciones para determinar hasta dónde llegan los contactos del Gobierno ruso con personas próximas a Donald Trump.

No está claro cuándo comenzó la investigación a Flynn ni si hay pruebas incriminatorias. Fuentes cercanas a la investigación sí han podido confirmar que están tratando de determinar si los contactos realizados por el nuevo asesor de seguridad nacional violaron la ley.

Flynn realizó "una serie de llamadas telefónicas" al embajador de Rusia en EEUU, Sergey Kislyak, el 29 de diciembre, de acuerdo a la filtración. Ese mismo día Barack Obama anunció las sanciones contra Rusia por sus supuestos ciberataques y pirateos del Partido Demócrata para influir en las elecciones en detrimento de Hillary Clinton.

Personas del equipo de transición de Trump ya habían reconocido a mediados de enero que el nuevo asesor de seguridad había contactado por esas fechas al embajador. El portavoz del equipo de transición, Sean Spicer, aseguró que había sido con la mera intención de acordar una conversación entre el nuevo presidente de EEUU y Vladimir Putin. Él dijo que la toma de contacto había sido el 28 de diciembre, pero otro miembro del equipo le contradijo anunciando que había sido el mismo día que Obama anunció las sanciones.

Las agencias de contraespionaje estadounidenses también han investigado conversaciones anteriores del "amigo de Rusia" con figuras de ese país, han asegurado las fuentes conocedoras del caso. La nueva portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, ha respondido a la información asgurando que "no nos consta en absoluto una investigación o siquiera una base para dicha investigación".