Dos policías se abrazan a escasos metros de lugar de la detonación

Dos policías se abrazan a escasos metros de lugar de la detonación Reuters

América

¿Está la disidencia de las FARC detrás del atentado con 21 muertos de Bogotá?

  • La Policía ha identificado al autor material del ataque contra la Escuela de Cadetes pero baraja varias posibilidades en cuanto a los responsables intelectuales.
  • Un perro detectó los 80 kilos de explosivos antes de que el conductor pasará por encima de un agente y detonase su carga. 

El atentado que este jueves golpeó Bogotá acabando con la vida de al menos 21 personas e hiriendo a otras 65, según medios locales, es sólo el último de una lista de 27 en los últimos 48 meses. 

Excepto el ataque terrorista  en el centro comercial Andio, donde murieron tres mujeres el 17 de junio de 2017, el resto tenía como objetivo instituciones del Estado.

En la mayoría de los casos se concluyó que la autoría correspondía al ELN (Ejército Liberación Nacional) o al MRP (Movimiento Revolucionario del Pueblo). La Policía detuvo a 13 personas acusadas de formar parte del Frente Urbano del ELN y responsables de algunas explosiones. Otras 10 fueron detenidas por formar parte del Movimiento Revolucionario. 

Los investigadores tratan ahora de conocer qué grupo está detrás de la furgoneta que explotó con 80 kilos de explosivos en la Escuela de Cadetes de Policía. Ya saben quién ha sido el autor material del atentado, un hombre identificado por José Aldemar Rojas, que conducía el vehículo y murió a causa de la explosión. A raíz de los sucesos recientes, manejan varias hipótesis. 

Por una parte, creen que el atentado pertenece a los responsables de los grupos ya mencionados, que a pesar de estar "invertebrados", como cree la Fiscalía, tendrían capacidad para seguir atentando. En este sentido, la Policía baraja la posibilidad de que sean los líderes quienes sigan en libertad.

Por otra parte, en Bogotá existen nuevos actores violentos como el Clan del Golfo o la disidencia de las Farc, los únicos grupos, sin contar el ELN, con los conocimientos necesarios para efectuar este tipo de acciones. Sin embargo, la policía, según El Espectador, considera que no existe una estructura de milicianos suficientemente estable en Bogotá y respecto al Clan insiste en que su objetivo no es la lucha contra el Estado. 

Las autoridades esperan en las próximas horas "dar mayor información" y acabar con la incógnita de la autoría intelectural "de este acto terrorista".

El presidente Duque, que junto con el fiscal y otras autoridades recorrió las instalaciones de la Escuela de Cadetes, explicó que ordenó a las Fuerzas Militares y de Policía que con sus organismos de inteligencia ayuden a esclarecer "quiénes son los responsables de este cobarde ataque y prevengan cualquier acción criminal".

Los colombianos esperan que la Fiscalía no sólo aclare quiénes encomendaron el atentado a Rojas Rodríguez sino también cómo éste logró ingresar con la camioneta llena de explosivos a la escuela policial.

"Un perro detectó el explosivo"

Una funcionaria de los organismos de salud de las Fuerzas Militares que no se identificó relató a Caracol Radio que la camioneta llegó a los controles de seguridad de la escuela y "mientras le hacían el registro un perro detectó el explosivo".

Según la versión de la mujer, al verse descubierto, el conductor "arrancó" el vehículo y "pasó por encima de un policía de la guardia".

Enseguida otros policías corrieron detrás de la camioneta para tratar de detenerla pero ésta se estrelló contra un alojamiento femenino de la escuela y se produjo la detonación, de tal magnitud que partió árboles por la mitad y dejó una escena dantesca, con restos humanos esparcidos por el piso.

Sólo hay una persona identificada

Entre los nueve fallecidos la única persona identificada hasta el momento es la cadete ecuatoriana Erika Chicó, cuya muerte fue confirmada por el presidente de su país, Lenín Moreno.

También resultó herida su compatriota Carolina Sanango, así como el panameño Kevin Madrid, quienes fueron trasladados al igual que el resto de heridos a diversos hospitales bogotanos.

La presencia de los cadetes extranjeros en la escuela atacada se debe a que miembros de las fuerzas de seguridad de distintos países latinoamericanos reciben instrucción en centros militares y de policía colombianos.

Condena global del atentado

El ataque de este jueves ha sido ampliamente condenado por gobiernos de distintas partes del mundo y por organismos internacionales como la ONU y la OEA.

El fiscal general de Colombia añadió que Rojas Rodríguez "fue quien ingresó a la escuela a las 9.30 horas de la mañana de hoy en una camioneta gris Nissan Patrol" que, según datos de las autoridades de tránsito, pasó por controles técnicos y mecánicos por última vez en Arauca, que forma parte del departamento homónimo, fronterizo con Venezuela.

Arauca es un selvático departamento en el que la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) tiene uno de sus bastiones y en el que al también hay disidentes de las FARC.

"Los colombianos nunca nos hemos sometido al terrorismo; siempre lo hemos derrotado. Esta no será la excepción. No nos doblegarán", subrayó Duque quien regresó en forma apresurada de Quibdó, capital del departamento del Chocó (oeste), donde tenía previsto celebrar un consejo de seguridad regional.