Trump, durante una reunión con su equipo este lunes en la Casa Blanca.

Trump, durante una reunión con su equipo este lunes en la Casa Blanca. Reuters

América TENSIONES NUCLEARES

Trump se reunirá con Kim Jong-un en mayo o a principios de junio

El presidente estadounidense espera que el encuentro, que podría tener lugar en Ulán Bator (Mongolia) sirva para alcanzar un acuerdo sobre la desnuclearización del régimen norcoreano.

Donald Trump ha confirmado que se reunirá con Kim Jong-un en mayo o a principios de junio para intentar llegar a un acuerdo sobre la desnuclearización del régimen de Corea del Norte. Al comienzo de una reunión con su gabinete este lunes en la Casa Blanca, el presidente estadounidense ha confesado a los periodistas que espera que el encuentro con su homólogo norcoreano sirva para relajar las tensiones nucleares entre ambos países.

"Nos veremos en algún momento de mayo o a principios de junio. Creo que será una muestra de respeto por ambas partes y espero que seamos capaces de llegar a un acuerdo en cuanto a la desnuclearización de Corea del Norte", afirmó Trump. "Ellos han dicho eso. Nosotros hemos dicho eso. Ojalá alcancemos una relación muy diferente a la que hemos mantenido durante muchos, muchos años".

Por ahora, se mantiene la incógnita del emplazamiento de la reunión entre ambos líderes, aunque en los últimos días ha comenzado a mencionarse la posibilidad de que el encuentro tenga lugar en Ulán Bator, la capital de Mongolia.

Las palabras del mandatario estadounidense se producen después de que este domingo la agencia Reuters, citando fuentes oficiales estadounidenses, revelase que Corea del Norte informó a EEUU que Kim Jong-un está abierto y preparado para hablar sobre la desnuclearización de la península de Corea, condición exigida por Washington.

El posible encuentro se daría después de un año muy tenso entre los dos líderes, en el que Corea del Norte ha llevado a cabo varias pruebas de misiles balísticos, a lo que Trump respondió con duras advertencias y calificando incluso a Kim con apelativos despectivos como el "pequeño hombre cohete". Kim, a su vez, ha desafiado las llamadas de la comunidad global para detener sus pruebas y se ha referido a Trump como un "idiota".