Joshua Boyle.

Joshua Boyle. Reuters

América

Joshua Boyle, exrehén canadiense de los talibanes, detenido por agresión sexual

El canadiense estuvo secuestrado durante casi cinco años junto con su mujer y sus tres hijos que nacieron durante el cautiverio. 

Joshua Boyle, el canadiense que pasó cinco años secuestrado por talibanes en Afganistán junto con su esposa y tres hijos, ha sido detenido por la Policía de Canadá acusado de agresión sexual y confinamiento forzoso.

Medios de comunicación locales señalaron que los incidentes de los que Boyle es acusado sucedieron entre el 14 de octubre y el 30 de diciembre de 2017 y que fue detenido el 30 de diciembre.

Boyle, de 34 años, está acusado de ocho cargos de agresión, dos de agresión sexual y dos de confinamiento forzoso, así como de mentir a la Policía, proferir una amenaza de muerte y el uso de una sustancia peligrosa.

Según los medios, hay dos supuestas víctimas en estos casos, pero su identidad no se ha divulgado por estar bajo secreto del sumario.

Boyle, su esposa, la estadounidense Caiatlan Boyle, y sus tres hijos fueron liberados por el ejército paquistaní el 12 de octubre de 2017.

Los tres hijos del matrimonio nacieron durante los casi cinco años que duró su cautiverio en Afganistán.

Boyle estuvo casado con anterioridad con una de las hijas de Ahmed Khadr, un ciudadano canadiense de origen egipcio que fue acusado por las autoridades de Canadá y EEUU de estar estrechamente vinculado con Osama bin Laden y Al Qaeda.

El matrimonio Boyle viajó en 2012 a Afganistán por razones desconocidas, aunque Joshua Boyle reconoció en 2009 que estaba obsesionado con todo lo que estuviera relacionado con el terrorismo islámico.