Jose Miguel Gomez Reuters

América

Decomisan millonarias propiedades y cuentas a un testaferro de las FARC

Se trata de Mauricio Parra Rodríguez, alias 'El Quesero'. Se le acusa, entre otras cosas, de lavado de dinero y de homicidio.

Las autoridades colombianas se incautaron de 65 inmuebles valorados en unos 16 millones de euros y congelaron 24 cuentas bancarias de Mauricio Parra Rodríguez, alias "El Quesero", testaferro de las desmovilizadas FARC, informaron hoy fuentes judiciales.

Entre las propiedades confiscadas hay oficinas en un sector exclusivo del norte de Bogotá, cinco vehículos y tres lotes donde se iban a desarrollar proyectos urbanísticos en Ibagué (Tolima) y Pitalito (Huila), dijeron en una rueda de prensa el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, y el comandante del Ejército, general Alberto José Mejía.

En la operación contra "El Quesero", quien las autoridades aseguran es uno de los principales testaferros del desaparecido Bloque Sur y la columna Teófilo Forero de las FARC, también figuran peluquerías y 10 sociedades dedicadas a la construcción y venta de viviendas que servían de fachada para lavar activos obtenidos en actividades ilícitas.

Acusado de homicidio

Las autoridades le venían siguiendo la pista a Parra, quien fue arrestado hace 13 días en el aeropuerto El Dorado de Bogotá, y la Fiscalía le imputó los delitos de lavado de activos y enriquecimiento ilícito.

También debe responder ante la justicia como presunto responsable del homicidio de Jhonny Alonso Orjuela Rueda, propietario de los supermercados Surtifruver de la Sabana, ocurrido el 20 de octubre de 2016 en Bogotá.

Igualmente se le investiga por el homicidio del abogado y líder social de Pitalito (sur) Luis Ochoa, cometido el 6 de abril pasado, pues según la Fiscalía "habría tenido participación en este crimen". La hipótesis de la Fiscalía sobre el crimen es la defensa que el abogado Ochoa asumió de un grupo de casi 400 víctimas de una supuesta estafa por una urbanizadora ilegal.

Según las investigaciones, Parra legalizó durante quince años grandes sumas de dinero para las FARC lo que le permitió ganar estatus de empresario, mantener contacto con diversas personalidades del país y adquirir lujosos bienes.

Para legalizar las propiedades, que estaban en varios municipios de los departamentos de Huila y Caquetá, al igual que en Bogotá, "El Quesero" las escrituraba a nombre de familiares y amigos.

Durante la investigación las autoridades recibieron testimonios de reinsertados de las FARC que aseguraron que desde 1998 en la zona del Caguán (Caquetá) Parra llevaba mercados y diversos artículos a los campamentos de esa organización y allí comenzó su vínculo con el hoy partido político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común.

El Caguán fue la "zona de distensión" de 42.000 kilómetros cuadrados que en 1999 creó el entonces presidente Andrés Pastrana para establecer un proceso de paz con las FARC.

Los testigos aseguran que en esa época Parra sacaba de esa zona entre 100 y 200 kilos de cocaína escondidos en quesos, por lo cual recibió el alias "El Quesero". Su actuar delictivo le llevó a la cárcel cuando en 2003 fue detenido por transportar 86 kilos de cocaína. Siete años más tarde recibió la libertad condicional.

Tras quedar en libertad "El Quesero" retomó sus nexos con cabecillas del Bloque Sur de las FARC y de la columna Teófilo Forero, y constituyó un capital desproporcionado que poseía a través de sociedades, establecimientos comerciales y otros bienes que le permitieron blanquear dinero, y que serán objeto de extinción de dominio, según las autoridades