Un militar ucraniano maneja armamento en Járkov.

Un militar ucraniano maneja armamento en Járkov. Serhii Nuzhnenko Reuters

Mundo Guerra Rusia-Ucrania

Así levantó Ucrania el cerco ruso sobre Járkov: tácticas de guerrilla para aislar a las tropas de Putin

Los soldados de Zelenski consiguieron cortar las vías de comunicación rusas, por lo que el ejército invasor no ha tenido más opción que replegarse.

16 mayo, 2022 02:42

Noticias relacionadas

Ucrania lo ha conseguido. En los 81 días que llevamos de guerra, Kiev ha conseguido dar un nuevo golpe crucial al ejército ruso. Tras conseguir que las tropas de Vladimir Putin no se hiciesen con el control de Kiev, ahora han logrado expulsar a los invasores de Járkov, la segunda ciudad más grande del país. Una buena noticia que se completó horas después cuando el país ucraniano se coronó como ganador de Eurovisión.

El Ejército ruso se ha retirado de sus posiciones cerca de Járkov, pero sigue intentando avanzar hacia el Donbás desde el norte. Aunque por el momento con poco éxito. Lo que no ha impedido que Putin haya perseverado en los bombardeos contra ciudades como Mariúpol o Lviv. "En Járkov el enemigo no ha realizado activas acciones militares. Ha centrado sus esfuerzos en garantizar el repliegue de sus fuerzas de la ciudad, manteniendo (...) las líneas de suministro", según explicó el Estado Mayor General del Ejército de Ucrania.

Las fuerzas ucranianas impidieron que las tropas rusas rodearan y tomaran la ciudad. Gracias al avance del ejército del presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, consiguieron expulsar a los soldados invasores de los alrededores de la ciudad. La situación ha recordado a como lo hicieron con las fuerzas rusas que intentaban tomar Kiev.

Dicha región, limítrofe con Rusia, se ha convertido en los últimos días en el símbolo de la contraofensiva ucraniana. El objetivo es liberar no sólo Járkov, sino toda la zona para evitar el cerco de sus tropas en el norte de Donetsk. 

Es probable que el ejército ruso haya decidido retirarse por completo de sus posiciones alrededor de la ciudad de Járkov ante las contraofensivas ucranianas de guerrilla, que impidieron a las tropas de Putin recibir efectivos de refuerzo, según el Institute for the Study the War (ISW). En general, las unidades rusas no han intentado mantenerse firmes contra el contraataque de las fuerzas ucranianas en los últimos días, con algunas excepciones.

Varios informes desde occidente y un video de un oficial de la República Popular de Donetsk indican que Moscú está buscando realizar una retirada ordenada.  Desde Moscú se quiere priorizar el regreso de los rusos a casa en lugar de tratar de mantener sus posiciones cerca de la frontera.

Soldados ucranianos durante maniobras militares.

Soldados ucranianos durante maniobras militares. Reuters

Por lo tanto, Ucrania parece haber ganado la batalla de Járkov. Algunos comercios ya empiezan a reabrir sus puertas, aunque los ciudadanos que se quedaron en la ciudad todavía prefieren esperar antes que traer a sus familiares de vuelta.

Zelenski ya está pensando en el próximo golpe que asestarle a Rusia. Las fuerzas ucranianas intentarán interrumpir la parte occidental de las líneas terrestres de comunicación entre Belgorod y las fuerzas rusas concentradas alrededor de Izyum.

El terreno al este de las posiciones ucranianas actuales también puede favorecer a los rusos que intentan defender sus líneas de comunicación, ya que las grandes fuentes de agua canalizan el movimiento y crean cuellos de botella que los ucranianos tendrían que atravesar.

Ucrania conquistó Járkov como hizo con Kiev Sara Fernández

La respuesta rusa a esto no se ha hecho esperar. El ejército de Putin ha vuelto a atacar la acería de Azovstal, en Mariúpol, este domingo. Y lo ha hecho con fósforo blanco, según denuncian desde Ucrania. Un material que está prohibido por las distintas convenciones internacionales dado su poder destructivo en lugares poblados.

Rumbo al Donbás

El ministerio de Defensa ruso divulgó este sábado unas imágenes en las que miembros de las fuerzas aerotransportadas participaban en una ofensiva, pero sin precisar las zonas donde ésta tiene lugar.

En la última semana las tropas rusas han logrado "escasos avances" en su intento de atacar la principal plaza ucraniana en Donetsk, Kramatorsk, según el ISW. Según el Estado Mayor ucraniano, la artillería rusa no ha dejado de golpear las localidades que llevan al nudo de comunicaciones de Sloviansk.

Los generales rusos se dirigieron en vano a las organizaciones internacionales para que evacuen ambas localidades, donde los ucranianos habrían creado un distrito fortificado.

Los rusos siguen intentando cercar las dos últimas ciudades clave bajo control ucraniano en la región de Lugansk, Severodonetsk y, en menor medida, Lisichansk, a ambas orillas del río Séverski Donets.

El caso es que las fuerzas ucranianas también han dirigido su contraofensiva contra Izium, por lo que el tiempo corre en contra de los planes del Ejército ruso.

"El punto más caliente sigue siendo la zona de Izium, donde nuestras fuerzas han pasado al contraataque. El enemigo se está retirando en algunas zonas", informó Oleg Sinegubov, jefe de la administración militar de Járkov.

Ucrania cifró este sábado en 27.200 las bajas en las filas rusas tras la eliminación de otros 300 soldados enemigos en las últimas 24 horas, a lo que hay que sumar más de 4.000 tanques y blindados.

Un tanque ruso en la región del Donbás.

Un tanque ruso en la región del Donbás. Reuters

Con todo, el asesor del ministro del Interior, Rostislav Smirnov, matizó que Kiev no piensa precipitarse en su contraofensiva y sufrir muchas bajas, como ocurrió con el Ejército rojo, que perdió cientos de miles de soldados en la toma de Berlín durante la Segunda Guerra Mundial.

Tercera fase de la guerra

Zelenski recibió el sábado a representantes del Congreso estadounidense, coincidiendo con esta gran victoria. A ellos pidió a endurecer las sanciones contra Rusia por los crímenes que ha cometido en territorio ucraniano.

"Además, consideramos que Rusia debe ser reconocida oficialmente como un país patrocinador del terrorismo. Tales crímenes no se veían en Europa desde la Segunda Guerra Mundial", dijo. Recordó que la "agresión" rusa, lo que incluye el bloqueo de los puertos ucranianos, está provocando una crisis alimentaria a nivel mundial. "Los funcionarios rusos están abiertamente amenazando al mundo con una hambruna en decenas de países", denunció.

A su vez, reconoció que no puede predecir cuánto durará la guerra, pero que su prioridad es: "Liberar rápidamente nuestra tierra y (...) trabajar diariamente para hacer que la guerra sea más corta".

Fue más atrevido el jefe de la inteligencia militar ucraniana, Kirill Budánov, quien pronosticó a medios británicos que el momento clave en la contienda llegará "a mediados de agosto".

"La mayoría de las acciones militares concluirán antes de finales de año. Como resultado, restableceremos el poder en todos los territorios, incluido el Donbás y Crimea", predijo.

Admitió que "Europa ve a Rusia como una gran amenaza", pero que, después de combatir con el Ejército ruso durante ocho años, Kiev ha concluido que "la tan publicitada potencia rusa es un mito".

"No es tan fuerte. Es una horda con armas. Lo sabemos todo sobre nuestros enemigos. Conocemos sus planes casi en el momento en que se preparan", apuntó.

Más refugiados que en Venezuela

Los ciudadanos ucranianos que han huido de su país desde el inicio de la invasión rusa el 24 de febrero alcanzaron los 6,11 millones, una cifra que supera incluso el éxodo que en los últimos años de crisis política y económica se ha producido desde Venezuela, de 6 millones de personas.

Un soldado en combate en la región del Donbás.

Un soldado en combate en la región del Donbás.

Según las cifras que actualiza a diario la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados, en las últimas 24 horas se han registrado más de 30.000 salidas desde Ucrania.

ACNUR también indica que más de 1,7 millones de ucranianos han vuelto a entrar en su país desde el comienzo de la guerra, aunque subraya que en muchos casos se podría tratar de movimientos pendulares (gente que entra y sale a menudo) que no evidencian en ningún caso un flujo estable de retornados.

Polonia se mantiene como el principal país de acogida de este éxodo ucraniano, con más de 3,3 millones de entradas, seguido de Rumanía con 901.000 (muchos de ellos tras pasar antes por Moldavia), de Rusia con 800.000 y de Hungría con casi 600.000.

A estos refugiados deben sumarse los desplazados internos dentro de Ucrania por el conflicto, que según Naciones Unidas superan los 8 millones.

En total más de 14 millones de personas, aproximadamente la tercera parte de la población nacional de Ucrania, ha tenido que dejar sus hogares debido a la guerra en menos de tres meses, lo que lo convierte en una de las crisis de refugiados que más rápidamente han evolucionado en las últimas décadas.

Guerra Rusia -Ucrania