Más de 6.000 agentes han sido movilizados en París para controlar los altercados

Más de 6.000 agentes han sido movilizados en París para controlar los altercados Reuters

Mundo Francia

Estalla la violencia en la huelga general contra la reforma de las pensiones de Macron

Colectivos extremistas infiltrados en las manifestaciones han causado graves disturbios en París y otras ciudades francesas.

Noticias relacionadas

Manifestantes violentos protagonizan altercados este jueves en París durante las marchas sindicales contra la reforma de las pensiones propuesta por el Gobierno del presidente, Emmanuel Macron.

Los enfrentamientos estallaron poco antes de las 16.00 hora local en avenidas del este de la ciudad, donde se constituyó un grupo de lo que se conoce como "black bloc" formado por al menos 500 radicales, según fuentes oficiales citadas por la emisora "France Info".

La Prefectura de Policía de París indicó en su cuenta de Twitter que hasta las 15.30 hora local (14.30 GMT) las fuerzas del orden habían detenido de forma preventiva a 71 personas y se habían realizado 9.350 controles para intentar evitar los disturbios.

La marcha de los sindicatos, que había salido de las estaciones ferroviarias del Norte y del Este en dirección al sur de París con decenas de miles de personas, se vio alterada por estos incidentes.

Extremistas infiltrados

El Gobierno había señalado que los servicios secretos han detectado en los últimos días la intención de colectivos extremistas de acudir a las manifestaciones en París y otras ciudades del país.

Por eso la Prefectura de Policía instó a los comerciantes a lo largo de todo el trayecto de la marcha en la capital a cerrar sus establecimientos para evitar los efectos de las acciones vandálicas.

En total, unos 6.000 agentes han sido movilizados en la ciudad para prevenir actos de violencia.

Fuera de París, también se han registrado incidentes y enfrentamientos con las fuerzas del orden en ciudades como Nantes, Rennes o Lyon.

Según las cifras policiales, hasta primera hora de la tarde unas 285.000 personas habían salido a las calles de todo el país para protestar contra la reforma de las pensiones en una cuarentena de ciudades.