Juan Guaido durante un discurso en la Asamblea Venezolana.

Juan Guaido durante un discurso en la Asamblea Venezolana. Reuters

Mundo

Guaidó descarta volver a mesa de negociaciones con el Gobierno de Maduro

El jefe del Parlamento de Venezuela remarcó que este proceso "está muerto, que ellos (los chavistas) lo mataron, salieron corriendo". 

Noticias relacionadas

El jefe del Parlamento de Venezuela, Juan Guaidó, a quien casi 60 países reconocen como presidente encargado, ha descartado este domingo volver a una mesa de negociaciones con el Gobierno de Nicolás Maduro, después de que fracasara el último proceso de diálogo político, que concluyó sin acuerdos a mediados de año.

"Hace tres meses que el proceso está muerto, que ellos lo mataron, salieron corriendo", ha dicho Guaidó a los periodistas durante una rueda de prensa en Caracas en referencia a las llamadas negociaciones de Oslo, que auspiciaba el Gobierno de Noruega. "Mataron ese mecanismo, la opción de Venezuela es protestar, ejercer la ciudadanía", ha añadido.

Guaidó ha reaccionado de esta manera después de que Maduro afirmara en una entrevista difundida esta misma jornada que la mesa de negociaciones de Oslo podría ser relanzada porque "los enlaces" entre su Gobierno y la oposición "se mantienen vivos".

"La delegación de la oposición guaidocista, del G4 -en alusión a los 4 partidos más importantes de la oposición- viajó a Europa y se reunió esta semana con los representantes de Noruega, los enlaces de Oslo se mantienen vivos con el Gobierno de Noruega y la oposición", ja explicado el mandatario tras aseverar que mantiene un "diálogo permanente" con sus detractores.

Pero Guaidó ha afirmado este domingo que estas declaraciones de Maduro son un intento por "confundir" a los opositores, que ayer regresaron a las calles y se declararon en "protesta sostenida" hasta forzar un cambio de Gobierno.

"Si quiere utilizar para confundir cualquier elemento, bueno, que confunda a los suyos (...), la solución es que (Maduro) se vaya definitivamente, que tengamos elecciones presidenciales realmente libres", ha añadido Guaidó.

Venezuela atraviesa por la mayor crisis política de su historia moderna desde enero pasado, cuando Maduro juró un nuevo mandato de 6 años que no reconocen la oposición y buena parte de la comunidad internacional y, en respuesta, Guaidó proclamó un Gobierno interino luego de la interpretación que hizo de varios artículos de la Constitución.

La Administración de Guaidó cuenta con el respaldo de los principales Gobiernos de la región y de Estados Unidos, mientras que Maduro, el poder desde 2013, ha encontrado apoyo internacional en Rusia y China.