Jeremy Corbyn en el congreso anual del Partido Laborista.

Jeremy Corbyn en el congreso anual del Partido Laborista. Reuters

Mundo BREXIT

Los laboristas sólo se posicionarán sobre el 'brexit' después de unas elecciones

Si llegan al poder, negociarán un nuevo acuerdo para la retirada de la UE y convocarán un referéndum con dos opciones: ese pacto o la permanencia.

Noticias relacionadas

El Partido Laborista británico decidió este lunes en su congreso anual que solo concretará después de unas elecciones generales si apoya o no la permanencia en la Unión Europea (UE) en un eventual segundo referéndum.

Los militantes del principal partido de la oposición votaron a favor de una moción secundada por el líder, Jeremy Corbyn, que aboga por mantener la neutralidad durante los comicios y en contra de otra alternativa que instaba a respaldar desde ahora la pertenencia al bloque europeo.

Si llega al poder en unas posibles elecciones anticipadas, el Laborismo ha dicho que negociará un nuevo acuerdo para la retirada de la UE y convocará un referéndum para que los ciudadanos escojan entre ese pacto o permanecer en el bloque.

La moción aprobada, propuesta por el Comité Ejecutivo Nacional (NEC, en inglés) en un intento de equilibrar todas las opiniones, dice que, una vez llegue al Gobierno, el partido decidirá en un congreso extraordinario cuál de esas dos opciones apoya de cara al plebiscito.

La moción derrotada, promovida por los militantes más partidarios de la UE, pedía que la formación se decantara ya oficialmente por la permanencia en el bloque.

Clima preelectoral

Los partidarios del planteamiento de la cúpula alegan que se debe reconocer el resultado favorable al brexit del referéndum de 2016, mientras que sus detractores sostienen que la formación perderá en las urnas el voto proeuropeo.

Con la victoria de la línea de Corbyn, cuyo nombre corearon sus simpatizantes, el partido socialdemócrata concreta finalmente su estrategia del brexit, tras meses de agonizantes debates y divisiones internas que inevitablemente aún perduran.

El primer ministro británico, el conservador Boris Johnson, quiere convocar elecciones a corto plazo para fortalecer su mandato, lo que la oposición accedería a hacer una vez se haya descartado de facto que el país salga de la UE sin pacto en la fecha prevista del 31 de octubre.

Con estos posibles comicios a la vista, los partidos centran sus congresos anuales, que se celebran entre septiembre y octubre, en definir su manifiesto y posicionarse de cara a la campaña.