Protestas en el G7.

Protestas en el G7. Reuters

Mundo

David Pla, el último gran jefe de ETA, participa en las manifestaciones contra el G-7 en Biarritz

Momentos antes de unirse a las protestas saludó a varios integrantes de la izquierda abertzale y al coordinador general de Sortu, Arkaitz Rodríguez.

Noticias relacionadas

El último gran jefe de ETA, David Pla, está participando en las manifestaciones, que se están desarrollando desde las once la mañana en Hendaya, contra la reunión del G-7 que se está celebrando en la localidad de Biarritz

Según publica el diario ABC, antes de unirse a los manifestantes, Pla se ha acercado a la cabecera de la manifestación donde se encontraba el coordinador general de Sortu, Arkaitz Rodríguez, el mismo que justificó la disolución de ETA como un acto estratégico. El rotativo asegura que Pla reside en Hendaya, desde que salió de la cárcel el pasado mes de marzo, junto a su pareja y su hijo. 

David Pla Martín (1975) creció entre las calles de Pamplona al fragor de unos tiempos marcados por el auge de ETA, de la violencia de la kale borroka, de organizaciones paralelas que no eran otra cosa que tentáculos de la banda terrorista. Aquel mundo le sedujo, formó parte de Herri Batasuna desde 1995, dirigió la banda juvenil Jarrai y pronto dio el salto a Francia para integrarse en las filas de la organización.

Era un hombre que se ganó la confianza de la dirección de ETA desde el primer momento. Sólo así se entiende las misiones que le encomendó la banda terrorista: él constituyó el comando Aragón, el mismo que en 2001 descerrajó en Zaragoza varios disparos por la espalda al presidente del PP en la Comunidad, Manuel Giménez Abad, en presencia de su hijo. Fue detenido y condenado a seis años por pertenencia a banda armada.

Los organizadores de la contracumbre, que confían reunir a al menos 10.000 personas, expresaron en un comunicado que esperan "un ambiente festivo familiar" y que habrá diversos tipos de animaciones. Al término de la marcha se hará público un manifiesto.