Estación de tren en Alemania.

Estación de tren en Alemania. Reuters

Mundo

El hombre que tiró a un niño a las vías estaba en busca por estrangular a su vecina y atacar a su mujer

El detenido por matar a un niño de ocho años al tirarlo a las vías del tren en Alemania estaba siendo buscado en Suiza por varios casos de violencia. 

Noticias relacionadas

La Policía alemana ha informado este martes de que el detenido en Fráncfort por matar a un niño al arrojarlo a las vías de un tren estaba siendo buscado desde la semana pasada en Suiza, país donde reside, tras amenazar a su familia y a una vecina.

El presidente de la Policía Federal, Dieter Romann, ha explicado en una rueda de prensa que las fuerzas de seguridad de Suiza buscaban desde el pasado jueves al hombre, un varón de 40 años que llegó a Suiza en 2006 y estaba asilado desde 2008.

Según fuentes policiales suizas, que también han comparecido este martes ante los medios en Zurich, el pasado jueves el sospechoso, Ahabte A., atacó y encerró a su mujer y a sus tres hijos -de uno, tres y cuatro años-, y luego amenazó y casi estranguló a una vecina, en cuya casa se atrincheró para darse a continuación a la fuga.

Bruno Keller, subcomandante de la policía del Cantón de Zurich, aseguró que no hay ninguna evidencia de radicalización del sospechoso, pero sí constancia de que este año estuvo en tratamiento psicológico. Durante años había sido considerado un asilado "modélico", e incluso aparecido en alguna publicación como un ejemplo de integración.

Asesinato en Fráncfort

El episodio violento familiar ocurrió el 25 de julio y fue ayer cuando tiró a las vías a una madre -que aparentemente no conocía-, de 40 años, y a su hijo, de ocho, justo cuando entraba en la estación de Fráncfort un tren de alta velocidad. La mujer logró zafarse pero el menor cayó a la vía, fue arrollado y murió poco después por la gravedad de las heridas sufridas.

Intentó a continuación tirar a las vías a otra mujer, de 78 años, y luego trató de darse a la fuga, pero varias personas salieron tras él, entre ellos un policía no uniformado, que lo retuvieron hasta que llegaron las fuerzas de seguridad.

El presidente de la Policía Federal, como el ministro del Interior, Horst Seehofer, aseguraron que por el momento desconocen los motivos del presunto agresor, que hasta ahora no ha testificado.

Mejorar la seguridad

Seehofer aseguró que tras unos hechos como estos no se puede volver al día a día y pidió "extraer consecuencias". Se deben estudiar opciones que mejoren "sensiblemente" la "seguridad real" y "la sensación de seguridad", afirmó el ministro, sin descartar a priori las medidas costosas.

El titular de Interior habló de barreras físicas, pero también de aumentar la presencia policial y el número de cámaras de seguridad en lugares públicos. La "seguridad absoluta" no es posible, agregó, pero el gobierno tiene la "responsabilidad moral" de hacer lo "humanamente posible".

La Fiscalía de Fráncfort anunció esta mañana que se le investiga por un asesinato y dos intentos de asesinato y que cuentan con que el juez decida este martes que el sospechoso permanezca en prisión preventiva.