Yelena Grigoryeva siendo detenida en una marcha local de la comunidad LGTBI en abril de 2019.

Yelena Grigoryeva siendo detenida en una marcha local de la comunidad LGTBI en abril de 2019. Reuters

Mundo

La web para "cazar a gays" de Rusia: una activista LGTBI es asesinada tras publicarse sus datos

Los delitos contra el colectivo LGTBI continúan en Rusia bajo la inacción del gobierno que ha mantenido abierta un año una página que animaba a "cazar" a gays. 

Yelena Grigoryeva, activista LGTBI y por los derechos humanos, fue asesinada el pasado sábado, tan solo unos días después de que sus datos se publicasen en una página web de Rusia que animaba a los internautas a encontrar y "cazar" a personas del colectivo LGTBI. Su cuerpo fue encontrado por la noche cerca de su casa en San Petersburgo con varias puñaladas en la espalda y la cara.

El nombre y los datos de Grigoryeva aparecieron en 'Saw', una página llamada así en referencia a la conocida saga de películas norteamericanas del mismo nombre en las que el protagonista, John Kramer, atrapa a sus víctimas en lo que él llama "juegos" con los que comprueba su "voluntad de vivir" a través de todo tipo de torturas físicas y psicológicas.

A pesar de que la web apareció hace un año, el Gobierno ruso no la cerró al público hasta el viernes 19 de julio, un día antes del asesinato de la activista. En todo este tiempo, diferentes medios y grupos por los derechos LGTBI han denunciado acoso, agresiones e incluso desapariciones de personas del colectivo. 

Denuncias desde 2018

En abril de 2018 el portal inglés gaystarnews.com publicó un artículo en el que denunciaba que tan solo una semana después de que la página fuese lanzada "al menos tres hombres fueron asaltados de forma violenta" y daban por hecho que probablemente hubiese más víctimas "que no denunciasen por miedo". 

Captura de la web 'Saw'.

Captura de la web 'Saw'. Twitter

"Es aterrador, nunca había visto nada como esto. Ellos llaman 'juego' a matar y torturar a personas gays", declaraba Mikhail Tumasov, presidente de la red LGTB en Rusia y fundador de la organización AVERS, que trabaja para promover los derechos LGTBI. 

Según este mismo portal, encontrar a personas del colectivo y acceder a sus datos era posible por el módico precio de 200 rublos (equivalente a 2,84 euros). Además, en caso de que tu nombre estuviese en la base de datos, también daba la opción de pagar 1.500 rublos (un poco más de 21 euros) para que fuese eliminado. 

"Chechnya's Comeback"

Asimismo, 'Saw' se promocionaba en las redes sociales a través del evento 'Chechnya's Comeback' con el que prometía "peligrosos y severos regalos" para grupos que defienden los derechos LGTB en Ekaterinburgo -la cuarta ciudad más grande de Rusia-, así como para más de una docena de activistas entre los que también se encontraba Yelena Grigoryeva, según publicó la organización Radio Free Europe/Radio Liberty especializada en información de Europa del Este, Asia Central y Oriente Medio. 

El nombre de este evento también es importante puesto que alude a la 'purga gay' que se llevó a cabo en Chechenia en 2017 -y que según diferentes organizaciones todavía continúa- y donde "decenas de hombres fueron secuestrados, torturados y asesinados por su orientación sexual o presunta orientación sexual".

Amnistía Internacional ha denunciado que dos años después de que se diese a conocer este suceso "los responsables no han sido castigados a causa de la homofobia promovida por el Estado" y asegura que "las autoridades rusas se han mostrado cómplices en los atroces crímenes cometidos en Chechenia". 

Detención

La Policía ha admitido que Grigoryeva había denunciado amenazas en diferentes ocasiones, pero a pesar de todo la investigación no lo está tratando como delito de odio. "El asesinato fue cometido por motivos domésticos durante un conflicto que surgió entre dos personas que se habían conocido previamente", dijo el Comité de Investigación en declaraciones recogidas por Reuters.

Atendiendo a la petición del Consejo de Europa emitida el miércoles para que llevaran a cabo una investigación "completa y transparente", este jueves anunciaron el arresto del principal sospechoso: un hombre de 38 años nacido en Kirguistán y que estaba ebrio durante el ataque.

Los grupos por los derechos LGTBI piden justicia por el brutal asesinato de Grigoryeva y consideran que la desaparición de 'Saw' puede ser temporal y se puede crear fácilmente una página similar. Además, algunos activistas culpan al Gobierno de que continúen produciéndose estos sucesos y no se les dé importancia.

Un fotógrafo ruso (George Markov) escribió en Facebook: "Si antes había arrestos e investigaciones criminales de activistas LGTBI, ahora hay asesinatos"