Juan Guaidó, presidente encargado de Venezuela.

Juan Guaidó, presidente encargado de Venezuela. Reuters

Mundo VENEZUELA

Guaidó pregunta a los militares si la "salida" de Maduro "será por las buenas o por las malas"

"Maduro está de salida. La soberbia del régimen hundió al país", dice el presidente encargado a la Fuerza Armada Nacional.

El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, preguntó este miércoles a la Fuerza Armada si la salida del poder de Nicolás Maduro será "por las buenas o por las malas" y subrayó que la crisis en el país necesita una solución ya.

"Maduro está de salida. La soberbia del régimen hundió al país. La pregunta no es a él, un dictador disociado que no gobierna. Es a la FAN (Fuerza Armada Nacional) y entorno: ¿será por las buenas o por las malas? El país necesita una solución ya y los venezolanos tenemos la capacidad de lograrla como sea", escribió en la red social Twitter.

El líder opositor, reconocido como presidente interino de Venezuela por más de cincuenta países, ha pedido en reiteradas ocasiones a la Fuerza Armada que no acepte el mandato de Maduro, a quien considera un "usurpador" por haber ganado unas elecciones tachadas de fraudulentas.

Pese a los múltiples llamamientos, los comandantes de la Fuerza Armada han declarado de forma pública su lealtad a Maduro y a la llamada revolución bolivariana del fallecido presidente Hugo Chávez.

Con todo, el opositor ha sido reconocido como presidente por cerca de mil militares que han desertado y se han refugiado en Colombia.

El pasado 30 de abril, Guaidó encabezó un fallido levantamiento militar que culminó en protestas contra el Gobierno de Maduro que se saldaron con cinco muertos.

En el alzamiento participó un reducido grupo de militares y el exdirector del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) el general Manuel Ricardo Cristopher Figuera, quien hoy es considerado un prófugo de la justicia por el Ejecutivo de Maduro.

durante los hechos del 30 de abril, Guaidó ordenó un "indulto" para liberar al líder opositor Leopoldo López, quien cumplía una sentencia de casi catorce años en arresto domiciliario, acusado por la violencia desatada en las manifestaciones antigubernamentales de 2014.

López se encuentra actualmente en la embajada de España en Caracas.