Un herido durante la represión de las protestas en Jartum.

Un herido durante la represión de las protestas en Jartum. Reuters

Mundo

Al menos 12 muertos y decenas de heridos en las protestas contra el Gobierno en Sudán

Los manifestantes llaman a la "desobediencia civil y la activación de la resistencia pacífica para derrocar el Consejo Militar Transitorio".

Al menos doce personas han fallecido y decenas han resultado heridas durante el desalojo de los manifestantes acampados desde hace dos meses a las puertas de la sede del Ejército sudanés en Jartum, informó hoy a EFE un miembro de una agrupación de médicos opositora.

Mohamed Babakr, del Comité Central de Médicos, grupo que ha ofrecido asistencia a los manifestantes desde el comienzo de las movilizaciones en diciembre de 2018, aseguró que hasta el momento se han confirmado doce muertos y hay ocho personas en estado grave, además de decenas de heridos tras el asalto de las fuerzas de seguridad a la sentada esta mañana.

La oposición sudanesa acusó a la Junta Militar de "golpista" y "asesina" tras "la masacre sangrienta" perpetrada hoy en el intento de desalojo de la acampada que se mantiene a las puertas de la sede del Ejército desde hace dos meses, una acción en la que han muerto al menos cinco personas.

La Asociación de Profesionales Sudan eses, que lidera el movimiento de protesta, y las Fuerzas de la Libertad y el Cambio, principal coalición de grupos civiles y partidos políticos, han responsabilizado al Consejo Militar Transitorio y a los aún leales al expresidente Omar al Bashir de llevar a cabo una "masacre sangrienta".

Según el Comité Central de Médicos, integrado en esa asociación, al menos cinco personas han fallecido y otros están heridos pero no pueden ser evacuados de la zona de la acampada en la capital, Jartum. 

Los principales grupos de la oposición sudanesa llamaron a la "desobediencia civil" y a la "resistencia pacífica", tras el ataque a la plaza.

En un comunicado, la Asociación y las Fuerzas de la Libertad y el Cambio anunciaron el comienzo de una "desobediencia civil global y la activación de todas las medidas de resistencia pacífica para derrocar el Consejo Militar Transitorio y todos los remanentes del régimen" de Omar al Bashir.

Esas medidas incluyen "el cierre de todas las calles, carreteras y puentes con barricadas" y "la paralización de la vida pública de forma completa en todos los rincones" de Sudán.

"Llamamos a todos a salir a las calles en manifestaciones pacíficas y marchas hacia el lugar de la sentada y en todos los rincones de este país resistente", dijeron los opositores en la nota difundida a través de las redes sociales.

El objetivo de estas movilizaciones es derrocar el "Consejo Militar golpista, traidor y asesino" y presionar para que entregue el poder a "una autoridad transitoria completamente civil", agregó el comunicado.

Por su parte, el principal partido de la oposición, el islamista Al Umma, ha tachado el desalojo de "crimen imprudente" y ha responsabilizado de ello a la junta militar, a la que acusa de ponerse "en contra del pueblo y al lado de la contrarrevolución". 

Oposición y militares mantienen negociaciones desde hace meses para la consecución de un Gobierno de transición pero las conversaciones se encuentran estancadas desde hace días, lo cual ha hecho que aumente la tensión también en las calles.

Los opositores han exigido reiteradamente que los militares que apartaron del poder a Al Bashir el pasado 11 de abril den paso a un Gobierno de transición integrado mayoritariamente por civiles, pero la junta insiste en que el Ejecutivo esté encabezado y compuesto en su mayor parte por militares en la etapa transitoria.