La residencia de ancianos de Chézy-sur-Marne, donde ocurrieron los hechos.

La residencia de ancianos de Chézy-sur-Marne, donde ocurrieron los hechos.

Mundo

Una mujer de 102 años, sospechosa de haber matado a su compañera de residencia

La víctima, de 92 años, murió por asfixia tras estrangulamiento y presentaba golpes en la cabeza tras ser hallada en un geriátrico de Chézy-sur-Marne.

Una mujer de 102 años es sospechosa de haber matado a su vecina de cuarto nonagenaria en una residencia de ancianos del norte de Francia, según indicó este jueves la Fiscalía, que abrió una investigación.

La víctima, de 92 años, fue hallada muerta el pasado sábado en su cama y su rostro estaba hinchado por los golpes. Fue una empleada del geriátrico, ubicado en Chézy-sur-Marne -a unos 100 kilómetros al noreste de París-, la que encontró el cadáver.

La autopsia "indicó una muerte por asfixia tras estrangulamiento y golpes en la cabeza", señaló el fiscal de Soissons, Frédéric Trinh, en un comunicado. "La ocupante de la habitación vecina, de 102 años, se presentó en gran estado de alteración ante la asistencia médica, a la cual declaró haber matado a alguien", continuó.

Trasladada a un hospital a raíz de "su estado de confusión y alteración", la centenaria "fue ingresada en un centro psiquiátrico". Por esta razón, "no pudo ser interrogada" por los investigadores, pero "la investigación continúa", precisó Trinh.

Se realizará un examen psiquiátrico "para determinar si esta señora puede ir a la cárcel o es penalmente irresponsable", concluyó.