El primer ministro japonés Abe Shinzo.

El primer ministro japonés Abe Shinzo.

Mundo

¿Cómo hay que llamar al primer ministro japonés? Exteriores da instrucciones a la prensa

Japón se prepara para un año en el foco mediático: hasta el verano de 2020 acogerá una reunión del G20, el Campeonato Mundial de Rugby y unos Juegos Olímpicos.

El ministro de exteriores japonés pedirá a los medios de comunicación internacionales que usen el apellido primero cuando escriban nombres japoneses, como es costumbre en el lenguaje japones, en un intento de revertir un siglo de convenciones lingüísticas.

Taro Kono, o Kono Taro, ha dicho que los medios internacionales deberán seguir la regla de primero el apellido y después el nombre de pila. En el caso del primer ministro japonés, deberá ser llamado Abe Shinzo, y no Shinzo Abe.

Algunos ven esta petición como parte de un movimiento -liderado por el conservador Abe, para demostrar la creciente confianza en la cultura e historia japonesa mientras se prepara para más de un año en el foco: primero la reunión del G20 en junio, luego la Copa del Mundo de Rugby este otoño y finalmente los Juegos Olímpicos en el verano de 2020.

Esta aclaración viene a raíz de que en otros países asiáticos como Corea o China los nombres se escriben con la fórmula europea: primero el nombre y después el apellido. Pero a finales de junio, cuando Osaka reciba a los líderes del G20, los nombres de los líderes japoneses deberán escribirse de manera diferente a los de otros líderes asiáticos.

"Planeo pedir a los medios internacionales que lo hagan así", ha dicho Kono a los periodistas.

Una dicotomía histórica

Históricamente, la gente parece estar dividida en cuanto a cómo escribir los nombres japoneses. En una encuesta del año 2000, según cuenta The Guardian, el 34.9% preferían hacer lo a la japonesa, mientras que otro 30.6%, del modo europeo. Los indecisos copaban el 29.6% del total.

El secretario de educación, Masahiko Shibayama, está de acuerdo con los que apoyan el cambio, diciendo esta semana que recomendará el cambio a la japonesa para el sistema público de educación .

El secretario jefe del gabinete, Yoshihide Suga, admitió que el cambio podría ser problemático. "Tenemos que considerar muchos factores". Muchas empresas, por ejemplo, lo hacen de la manera europea.