Mohamed Zahran (c) con los supuestos terroristas de Sri Lanka en un lugar desconocido.

Mohamed Zahran (c) con los supuestos terroristas de Sri Lanka en un lugar desconocido. AMAQ

Mundo

El Estado Islámico reivindica la "emboscada" que ha dejado 17 muertos en Sri Lanka

El Gobierno informó de la muerte de seis niños, tres mujeres, un civil y seis terroristas durante un operativo completado en Kalmunai.

El Estado Islámico reivindicó este sábado una "emboscada" perpetrada por tres yihadistas que ha causado 17 muertos y heridos en Sri Lanka, después de que las autoridades de ese país confirmaran 16 muertos en una operación contra terroristas.

La agencia Amaq, vinculada con el EI, informó a través de la red social Telegram, que "cayeron 17 miembros de Policía entre muertos y heridos en una emboscada preparada de tres yihadistas del EI".

El incidente tuvo lugar en Kalmunai, según Amaq, el mismo lugar en que se produjo la operación policial.

Amaq difunde además la imagen de dos supuestos terroristas involucrados en la acción.

Redadas

Las fuerzas de seguridad de Sri Lanka continuaron realizando este sábado una serie de redadas y confirmaron la muerte de 16 personas en los enfrentamientos, además de un centenar de detenidos por los atentados del Domingo de Resurrección en los que 253 personas murieron y más de 500 fueron heridos.

El Ejército de la isla informó de la muerte de seis niños, tres mujeres, un civil y seis terroristas durante un operativo completado anoche en la ciudad oriental de Kalmunai que se inició tras recibir un aviso sobre una casa donde se ocultaban personas vinculadas con los atentados suicidas.

Esto desencadenó un tiroteo y una serie de explosiones.

La mayoría de las muertes se produjeron cuando, de acuerdo a las autoridades, seis suicidas cargados de explosivos se inmolaron matando a sus propias familias.

La serie de ataques ocurridos el domingo casi simultáneamente tuvieron lugar durante las celebraciones cristianas de Pascua.

Desde entonces, y a lo largo de toda la semana, las fuerzas de seguridad han llevado a cabo redadas y la desactivación de decenas de explosivos.