Fuerzas Democráticas Sirias (SFD).

Fuerzas Democráticas Sirias (SFD).

Mundo

Alemania retirará la doble nacionalidad a quienes se unan al Estado Islámico

La inteligencia alemana calcula que, desde 2013, unas 1.050 personas han viajado desde Alemania hasta las zonas de conflicto en Siria e Irak.

El Gobierno alemán anunció hoy un plan para retirar la nacionalidad a aquellas personas con más de una ciudadanía que en un futuro combatan en las filas de una organización terrorista en el extranjero

Los ministros del Interior, Horst Seehofer, y de Justicia, Katarina Barley, llegaron para ello a un consenso sobre las tres condiciones que deben cumplir las personas a las que se les pueda retirar el pasaporte alemán, informó en una rueda de prensa la portavoz del Interior, Eleonore Petermann.

Éstas deben tener dos ciudadanías y ser mayores de 18 años; además, "por razones de derecho internacional y constitucional", esta medida sólo es aplicable para el futuro, es decir, no tiene carácter retroactivo, precisó. La condición de que la persona deba tener doble ciudadanía tiene como fin evitar convertir en apátridas a esas personas.

La inteligencia alemana calcula que desde 2013 han sido unas 1.050 las personas que han viajado desde Alemania hasta las zonas de conflicto en Siria e Irak, con la intención de sumarse a la yihad. De ellas, un tercio aproximadamente volvió a Alemania.

Un plan "preventivo"

La portavoz de Justicia, Stephanie Krüger, reiteró que ambos ministros están de acuerdo en implementar cuanto antes este proyecto de ley. En tanto, el portavoz del Gobierno, Steffen Seibert, rechazó que este plan implique la existencia de ciudadanos alemanes de primera y segunda clase

"No lo veo así", afirmó, y subrayó que no hay que olvidar que se trata en este caso de la retirada del pasaporte por "la participación concreta en combates en las filas de una organización terrorista en el extranjero".

Por otra parte, Petermann señaló que este proyecto de ley no es nuevo y que el Ministerio del Interior presentó un plan similar a votación en 2016, mucho antes, dijo, de que el regreso al país de nacionales alemanes que hayan combatido en las filas del Estado Islámico fuera un tema a tratar. 

Agregó que, naturalmente, este plan tiene un objetivo "preventivo" y constituye una señal en cuanto a qué, más allá de la responsabilidad penal, toda persona que se una a las filas de un grupo terrorista se enfrenta al peligro de perder la nacionalidad alemana.