El secretario de Defensa, Patrick Shanahan, en Afganistán el pasado lunes.

El secretario de Defensa, Patrick Shanahan, en Afganistán el pasado lunes.

Mundo

El secretario de Defensa de EEUU visita Irak antes de la retirada de los soldados del país

Aunque el primer ministro iraquí ha dicho que "no hay bases militares estadounidenses" en Irak, EEUU tiene unos 5.200 soldados en una decena de bases.

El secretario de Defensa interino de Estados Unidos, Patrick Shanahan, llegó hoy a Bagdad en una visita no anunciada para discutir con el primer ministro iraquí, Adel Abdelmahdi, el futuro de las tropas estadounidenses en el país, informó hoy la agencia de noticias estatal NINA.

El jefe del Pentágono abordará ese tema con la presencia de comandantes del Ejército estadounidense, además de altos responsables iraquíes, informó la fuente, que no dio más detalles.

Su visita se produce en un momento tenso entre Irak y EEUU tras las declaraciones del presidente estadounidense, Donald Trump, en las que aseguraba que contaba con una base militar en Irak y que le sirve para observar "un poco" a Irán.

Estas afirmaciones fueron muy mal recibidas por Bagdad ya que Abdelmahdi pidió a Trump rectificar sus palabras y le respondió que "no hay bases militares estadounidenses" en el territorio iraquí y que las tropas estadounidenses son instructores en el marco de la coalición internacional, que EEUU lidera, para luchar en Siria e Irak contra los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI).

El presidente de Irak, Barham Saleh, también contestó al gobernante norteamericano e indicó que "no permitirá" a Estados Unidos usar sus tropas desplegadas en el país para vigilar a Irán.

Actualmente EEUU mantiene unos 5.200 soldados en Irak que se encuentran en una decena de bases militares.

"Queremos conocer de primera mano sus preocupaciones"

"Estamos en Irak a invitación del Gobierno y nuestros intereses pasan por construir las capacidades de seguridad iraquíes", ha explicado Shanahan, en declaraciones a los periodistas que le acompañan en su viaje.

"Quiero tener información de primera mano sobre sus preocupaciones, las dinámicas políticas que afrontan y, basándonos en eso, estudiaremos nuestro planeamiento", ha añadido.

Para las autoridades estadounidenses, Irán es una de las mayores amenazas de Oriente Medio y, por eso, el año pasado, Trump anunció su salida del acuerdo nuclear suscrito en julio de 2015 por la República Islámica y el G5+1, entonces integrado por Rusia, China, el Reino Unido, Francia, Alemania y Estados Unidos.

El encuentro es el primero de un alto mando estadounidense que se produce después de que Trump visitase por sorpresa a sus tropas el pasado diciembre en Irak y sin reunirse con Abdelmahdi por "razones de seguridad", una cuestión que enfadó a los líderes iraquíes.

Irak es un estrecho aliado de Estados Unidos, pero también mantiene buenas relaciones con Irán, país que ha financiado a las milicias chiíes que han participado en la ofensiva contra el EI.

La campaña militar contra los yihadistas concluyó en Irak en diciembre de 2017 y en Siria las tropas kurdas y de la coalición internacional tienen acorralado al EI en una población en la ribera oriental del río Eúfrates, cerca de la frontera iraquí.

Trump ha anunciado también la salida de sus tropas en Siria, aunque no ha fijado ninguna fecha concreta hasta el momento.

Ayer, Shanahan se reunió con el presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, en Kabul en otra visita por sorpresa en la que ambas partes discutieron acerca del proceso de paz afgano.