Efe

Mundo Religiones

Alemania podría aplicar un impuesto a las mezquitas para evitar financiación externa

El partido de la canciller alemana, Angela Merkel, está barajando que los musulmanes que vivan en Alemania financien sus mezquitas. Estos se haría a través de un impuesto especial, como ya existe en el país para las iglesias católicas y protestantes.

La Unión Cristianodemócrata (CDU) quiere evitar, de esta manera, que las mezquitas dependan de financiación extranjera. Este impuesto sería recaudado por el Estado, que a su vez lo derivaría a las autoridades religiosas competentes. 

El secretario de Estado alemán, Markus Kerber, ha dicho en una entrevista al diario Welt que "el objetivo debe ser que las mezquitas en Alemania no dependan de la ayuda financiera del exterior".

Además, el parlamentario de la CDU, Thorsten Frei, ha añadido que este impuesto sería un "paso importante" que permitiría que "el islam en Alemania se emancipase de países extranjeros".

Este impuesto estaría justificado al ya existir uno con el mismo fin para los católicos y protestantes, tipo impositivo ya polémico por "difuminar" la separación entre la Iglesia y el Estado. Se estima que en Alemania viven entre 4,4 y 4,7 millones de musulmanes.

Carta de presentación de AKK

Esta posible medida llega cuando, hace dos semanas, la CDU eligió a su nueva presidenta, Annegret Kramp-Karrenbauer (AKK). La nueva líder del partido (Secretaria General desde febrero) releva así a Merkel, quien presidía la CDU desde el año 2000.

Frei (CDU) asegura que el "impuesto a la mezquita" sería un paso adelante hacia "la emancipación del Islam alemán de injerencias externas", y así propiciar "una mayor orientación interna".

El partido alemán CSU, también democristiano, ha mostrado su acuerdo con este posible impuesto. "Este impuesto aumentará la transparencia", asegura Michael Frieser.

Burkhard Lischka, representante del Partido Socialdemócrata alemán, apoya la idea diciendo que es "digna de discusión" al "desvincular la financiación de las comunidades musulmanas en Alemania de los donantes extranjeros".