Buthaina fue víctima de una bomba como las que ha vendido España a Arabia Saudí

Buthaina fue víctima de una bomba como las que ha vendido España a Arabia Saudí AI

Mundo ORIENTE PRÓXIMO

La ONU denuncia que el nivel de sufrimiento en Yemen "es inaceptable" y "no tiene precedentes"

  • El 75 % de la población necesita algún tipo de ayuda o de protección, más que en ningún otro lugar en el mundo, según Naciones Unidas.
  • Lise Grande, coordinadora de la ONU en Yemen, denuncia que la situación podría empeorar y los dependientes podrían llegar a 14 millones, la mitad del país.

La polémica es mundial: Arabia Saudí debe dar cuenta de la muerte del periodista Jamal Khashoggi descuartizado en el consulado de su país en Estambul. El escándalo ha provocado que Alemania haya liderado un embargo a la venta de armas al país árabe... hasta ahora seguido por muy pocos. En España, la polémica ha sido fuerte, con el Gobierno defendiendo que se mantengan los contratos, entre ellos el de las 400 bombas láser inteligente, como las que se usan en la guerra de Yemen. Ahora, la ONU ha denunciado que el sufrimiento en ese país, patio trasero y pobre de Riad, es "inaceptable" y "no tiene precedetes".

La coordinadora residente de Naciones Unidas en el Yemen, Lise Grande, considera que el nivel de sufrimiento de los yemeníes "no tiene precedentes" y es "moralmente inaceptable", pues el 75% de la población necesita algún tipo de ayuda y más de 8 millones de personas dependen de la asistencia externa para vivir. "Esto ha durado demasiado, demasiada gente ha muerto, demasiada gente ha resultado herida, demasiada gente ha sufrido cólera, demasiada gente está sufriendo hambre. Esto tiene que acabar", dijo Grande en una entrevista con Efe.

Cuatro años después de la toma de Saná por parte de los rebeldes hutíes -apoyados por Irán, gran rival de Arabia Saudí en la región- y más de tres desde que el conflicto se recrudeció con la participación de la coalición encabezada por Riad en apoyo del gobierno aún reconocido internacionalmente de Abdo Rabu Mansur Hadi, la guerra arroja un balance desolador.

"El 75 % de la población necesita algún tipo de ayuda o de protección y no hay ningún otro país en el mundo con un porcentaje mayor de población que necesite ayuda", dijo Grande. La representante de la ONU afirma que cuando se trata de poner cifras de muertos y heridos a la guerra "hay que tener cuidado", porque no hay acceso a alguna áreas y hay que triangular los datos, aunque afirma que las estimaciones hablan de decenas de miles de heridos y más de 10.000 personas muertas.

"Desde cualquier punto de vista, el impacto del conflicto ha sido completamente inaceptable", dijo.

La operación humanitaria en el Yemen es la más grande en el mundo y requiere unos 3.000 millones de dólares anuales. Los datos son abrumadores.

El Yemen está en el umbral de la hambruna, alrededor de 10 millones de personas apenas pueden comprar lo que necesitan a diario y cada vez que se produce "una devaluación de unos pocos centavos" del rial yemení, "decenas de miles de personas dejan de poder comprar lo que necesitan", afirmó.

"Cada mes, Naciones Unidas y los socios humanitarios llegan a 8 millones de personas necesitadas", explicó la funcionaria de la ONU.

Pero la situación podría llegar a ser aún peor y la cifra que dependería directamente de la ayuda internacional podría alcanzar los 14 millones de los cerca de 30 millones de habitantes del país, la mitad de la población. "Esa es una cifra muy elevada", afirmó Grande, sin esconder que sería "muy difícil" darles respuesta.

200.000 casos de cólera

En este contexto, los alrededor de 200.000 casos de cólera registrados este año son casi una buena noticia, si se tiene en cuenta que no han llegado al millón del año pasado. "200.000 casos son muchos casos, pero no se ha extendido hasta el millón de casos que vimos el año pasado", dijo.

Pero con las tropas leales al Gobierno apoyadas por la coalición de países árabes lanzando una nueva ofensiva contra los hutíes sobre Al Hudeida, parece que la situación podría efectivamente llegar a empeorar aún más.

Naciones Unidas y todas las organizaciones humanitarias están "profundamente preocupadas" por el aumento de los combates desde junio en Al Hudeida. "El 90% de todo lo que llega al Yemen entra por los puertos de Al Hudeida y Salif [...], si esos puertos son cerrados aunque sea por uno o dos días el impacto será inmediato y catastrófico", explicó.

Además, Grande subrayó el impacto de la paulatina disminución de la llegada de importaciones ante la falta de pago y crédito, asegurando que "ese es un factor importante en la crisis". "Las organizaciones humanitarias podemos responder al impacto de la guerra, podemos tratar de mitigar las consecuencias humanitarias, pero no podemos resolver la guerra, sólo los políticos pueden hacerlo", manifestó.

Y esa respuesta es apremiante. "La catástrofe que ha caído sobre el Yemen es de una magnitud que, francamente, no se ve en ninguna otra parte del mundo", dijo.