Disidentes de las FARC en una imagen de archivo.

Disidentes de las FARC en una imagen de archivo.

Mundo

Un policía muerto y cinco heridos en un triple ataque de disidentes de las FARC

  • Este grupo, contrario a los acuerdos de paz entre el gobierno colombiano y la guerrilla terrorista, cometió tres atentados en tres municipios distintos del país.
  • Los ataques se producen el día en el que Iván Duque asumirá el cargo de presidente de Colombia.

Tres ataques de las disidencias de las FARC en el departamento colombiano del Cauca, en el suroeste del país, dejaron un policía muerto y cinco heridos a pocas horas de que el presidente electo, Iván Duque, tome posesión del cargo, informaron este martes las autoridades.

En el municipio de Padilla el saldo fue de un uniformado muerto y tres más con lesiones luego de que detonara una motocicleta que fue cargada con explosivos.

"A eso de las 21:40 hora local, de este lunes 6 de agosto, estalló una motocicleta que habían dejado instalada muy cerca a la estación de policía. El pueblo está consternado porque aquí estas cosas nunca se han visto, la comunidad se volcó hacia al hospital para verificar el estado de salud de los uniformados", indicó a periodistas el alcalde, Víctor Hugo Vidal.

El policía muerto fue identificado como el intendente Edier Burbano, comandante de la estación de policía de Padilla. El parte oficial indica que Burbano y los tres heridos hallaron una motocicleta abandonada detrás de la estación de Policía y cuando procedían a moverla estalló.

En un segundo ataque, hacia las 4.45 hora local de este martes, encapuchados lanzaron artefactos explosivos contra la estación de policía del municipio de Suárez causándole heridas al auxiliar de policía Brayan Adolfo Lugo.

A la misma hora se registró otro atentado en el municipio de Santander de Quilichao, en donde también estalló una motocicleta ubicada frente a las instalaciones de la Registraduría. El hecho ocurrió cuando transitaba por el lugar una patrulla de la Policía, cuyos ocupantes salieron ilesos, mientras que el guardia de seguridad del edificio resultó lesionado por trauma acústico.

Ambos hechos, explicó el gobernador del departamento del Cauca, Óscar Rodrigo Campo, "al parecer fueron obra de las disidencias de las FARC, al servicio del narcotráfico, según el diálogo que hemos tenido con Ejército y Policía".