Un equipo de rescate en la cueva de Tham Luang, Tailandia.

Un equipo de rescate en la cueva de Tham Luang, Tailandia. REUTERS

Mundo

Aprender a bucear o esperar: las opciones para rescatar a los niños en Tailandia

Los 12 niños y su entrador fueron encontrados el lunes tras pasar 10 días atrapados en una gruta al norte de Tailandia. Sin embargo, la odisea que han vivido todavía no ha terminado, ya que las labores de rescate pueden alargarse entre una semana y tres meses. El debate está en enseñarles a bucear o mantenerlos en la cueva hasta que amaine el temporal.

La decisión depende de las previsiones de lluvia de las siguientes semanas. Por ello, el nivel del agua es un factor clave; si sigue subiendo, correrán un riesgo muy alto.

Aprender a bucear

Una de las alternativas que se barajan es entrenar a los niños para que consigan salir de la gruta buceando. Es la opción más rápida, pero también la más peligrosa: "ninguno sabe nadar", ha afirmado Butch Hendricks, veterano del equipo de rescate de Estados Unidos. "Además, necesitan equipamiento y trajes de neopreno para evitar la hipotermia". 

Equipo de buceo cerca de la cueva de Tham Luang

Equipo de buceo cerca de la cueva de Tham Luang REUTERS

Supanat Titikarn, de la fundación de rescate de Ruam Katanyu, explica que "con máscaras de buceo de talla pequeña no tienes que saber bucear. Solo te la pones y respiras. Se conecta directamente con el tanque de oxígeno". Los Navy SEAL, equipos de rescate que dieron con ellos, quieren conseguirlas a través de donaciones. Cuestan entre 650€ y 775€ cada una. 

12 menores son encontrados con vida en una cueva en Tailandia.

Permanecer en la gruta

Anmar Mirza, especialista en rescates de Estados Unidos, explica que "si están seguros, la mejor opción es mantenerlos allí para que sobrevivan mientras se desarrollan otras soluciones". Los equipos de rescate están tratando de drenar túneles para facilitar su salida, pero la temporada de lluvias continua hasta octubre, por lo que podrían seguir allí tres meses más. 

Miembros del equipo de rescate esperan junto a la infraestructura.

Miembros del equipo de rescate esperan junto a la infraestructura. REUTERS

Por el momento, el Ejército de Tailandia les suministrará comida para cuatro meses, les entrenaran y, al mismo tiempo, seguirán intentando achicar agua.