El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, y Donald Trump en la Casa Blanca.

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, y Donald Trump en la Casa Blanca. Reuters

Mundo TENSIONES NUCLEARES

Trump advierte a Kim con suspender la cumbre si no hay desnuclearización

Nuevo giro en el intento de acercamiento diplomático entre Estados Unidos y Corea del Norte. Donald Trump ha asegurado este martes que es probable que su esperada cumbre con Kim Jong-un no se celebre el próximo 12 de junio en Singapur si Pyongynag no cumple las promesas de desnuclearización. "Puede que no salga adelante lo del 12 de junio", dijo el presidente estadounidense en declaraciones a los periodistas al recibir en la Casa Blanca al presidente surcoreano, Moon Jae-in. "Si no tiene lugar ahora, puede que sea más tarde".

Con estas afirmaciones, Trump vuelve a sembrar dudas sobre la celebración de la histórica reunión, que parece alejarse cada vez más ante las ligeras escisiones que se han ido generado entre ambas partes en los últimos días. Pyongyang informó la semana pasada de que la cumbre sería cancelada si la desmantelación del arsenal nuclear se produce de forma unilateral.

Sin embargo, las diferencias no son definitivas. El presidente estadounidense aseguró que los preparativos siguen su curso y que mantiene su disposición a reunirse con su homólogo norcoreano, aunque ha remarcado que "nunca se sabe" lo que puede ocurrir con ese tipo de negociaciones. Si sale adelante un acuerdo entre los dos países, Kim será "extremadamente feliz", ha pronosticado Trump.

El pasado jueves, Trump dio dos opciones al líder norcoreano: si llega a un acuerdo sobre desnuclearización con Estados Unidos se garantizará su permanencia en el poder. Por el contrario, si no lo hace, podría sufrir el mismo destino que el líder libio Muamar al Gadafi, que murió en 2011 tras ser derrocado con ayuda de la OTAN.

Trump insinuó que Moon Jae-in podría volver a reunirse con Kim tras su histórico encuentro del pasado 27 de abril, y dijo que si las negociaciones salen adelante, "Corea del Sur, China y Japón estarán dispuestos a ayudar" para "hacer que Corea del Norte sea grande". "Ahora vemos dos Coreas. Quizá en el futuro volverán a una Corea", subrayó Trump. También insistió en que la reciente visita de Kim a China podría haberle hecho cambiar de opinión sobre sus negociaciones con EEUU, al asegurar que hubo "una diferencia" en él cuando volvió de ese "segundo viaje" al gigante asiático.

Moon, por su parte, dijo entender que la gente sea escéptica sobre la cumbre entre Trump y Kim, pero afirmó tener "confianza completa" en que el presidente estadounidense pueda llegar a un acuerdo para acabar con la guerra coreana y traer "paz y prosperidad" a Corea del Norte.