Melania Trump, Donald Trump, Emmanuel Macron y Brigitte Macron en Mount Vernon.

Melania Trump, Donald Trump, Emmanuel Macron y Brigitte Macron en Mount Vernon. Jonathan Ernst Reuters

Mundo Política

Macron llega a EEUU para evitar que Trump desate una guerra comercial

El presidente francés, dispuesto a utilizar su "relación especial" con Trump en una visita oficial de tres días a Estados Unidos. 

Emmanuel Macron quiere que Francia vuelva a liderar las relaciones internacionales entre ambas orillas del Atlántico. Con Theresa May atareada con el 'brexit' y la canciller alemana Angela Merkel en un segundo plano, el presidente francés pretende aprovechar el hueco y encabezar las relaciones bilaterales con Estados Unidos. Eso implica llevarse bien con Donald Trump, el polémico inquilino de la Casa Blanca.

Aunque no haya dudado en discutirle decisiones -como la de sacar a Estados Unidos de la cumbre del Clima de París-, Macron no está dispuesto a perder la oportunidad de sacarle partido a su visita oficial a Estados Unidos. Un viaje que arrancó anoche con una fastuosa cena de estado en Mount Vernon -la que fuera residencia de George Wasgington- y terminará el miércoles con un discurso en el Capitolio. 

Más allá de toda la operación cosmética que supondrá para ambos mandatarios este viaje, Emmanuel Macron tiene previsto desplegar todo su charme para que Trump evite desatar una guerra comercial y salvar la ruptura del pacto nuclear con Irán. 

"No se puede hacer una guerra comercial con tus aliados. Es demasiado complicado. Si haces la guerra contra todos, haces la guerra comercial contra China y contra la Unión Europea, la guerra en Siria, la guerra contra Irán, vamos, no funciona. Necesitas aliados", ha advertido Macron en una entrevista con Fox News. La única cadena de televisión que tolera Donald Trump. 

Entrevista de Macron en Fox News

Preparando el terreno para su llegada, el presidente francés también recalcado la buena relación que mantiene con su homólogo estadounidense, un vínculo que se ha estrechado tras el bombardeo conjunto a Siria en respuesta a los ataques químicos de Asad. "Espero que mi visita a Washington sirva para resaltar la historia mutua entre ambos países, basada en los valores", ha resaltado Macron, que dice también tener una relación "muy especial" con Trump dado que ambos son políticos "inconformistas" y comprometidos con la lucha contra el terrorismo yihadista.

Además, señaló que, tanto su llegada como la del magnate neoyorquino a la política y sus posteriores designaciones como presidentes de Francia y Estados Unidos fueron "inesperadas".

Por si fuera poca adulación, el presidente galo restó importancia a la investigación del fiscal Robert Mueller sobre el 'Rusiagate', el mayor quebradero de cabeza de la convulsa presidencia de Trump.