Unos manifestantes palestinos izan una bandera en Hebrón.

Unos manifestantes palestinos izan una bandera en Hebrón. Efe

Mundo ORIENTE PRÓXIMO

La presión de Egipto acerca el primer gobierno de unidad en Palestina en 10 años

La disolución del Comité Administrativo de Hamás que dirigía la Franja de Gaza aproxima la reconciliación con Al Fatah, el partido del presidente Abás.

Noticias relacionadas

Palestina está a un paso de la reconciliación. El comunicado del movimiento islamista Hamás, donde se informaba de que disolverá el Comité Administrativo encargado de dirigir la Franja de Gaza desde marzo de 2016 y de que convocará las primeras elecciones desde 2006, se ha celebrado en el seno de Al Fatah, el partido del presidente palestino Mahmud Abás.

Fatah, que tiene suprimido el suministro eléctrico y las transferencias de fondos a Gaza, ha dado la bienvenida a la noticia, pero solo restablecerá estos servicios si las promesas son una realidad, puesto que anteriores intentos de reconciliación entre ambas partes han fracasado debido a la fuerte división política que planea sobre Palestina desde hace una década.

En este sentido, Azam al Ahmad, uno de los miembros del Comité Central involucrado en los intentos de reconciliación entre las principales fuerzas políticas palestinas que llevan varios días en marcha en El Cairo, bajo auspicio egipcio, recibió positivamente la noticia y adelantó que ahora se espera una reunión entre Hamás y Al Fatah, según declaraciones que hizo a la agencia oficial palestina Wafa.

En el comunicado emitido por Hamás, que finalmente ha cedido a las presiones de Egipto, se informaba de la disolución del órgano gestor de la Franja, además de "inivtar al gobierno de consenso del primer ministro, Rami Hamdala, a venir a Gaza de inmediato para llevar a cabo su misión y su deber".

Materializar los Acuerdos de Reconciliación

El comunicado de Hamás, estructurado en cuatro puntos, señalaba también que ha aceptado convocar elecciones generales, presidenciales y legislativas, en los territorios palestinos, es decir, en Cisjordania, Gaza y Jerusalén Este, por lo que habrá un gobierno unitario por primera vez desde 2006, cuando se celebraron los últimos comicios legislativos.

Hamás dice estar preparado para responder a la invitación egipcia de reanudar el diálogo con el partido Al Fatah sobre cómo materializar los Acuerdos de Reconciliación que ambas partes alcanzaron en El Cairo en mayo de 2011. En esa fecha, el presidente Mahmud Abás y el exjefe de Hamás Jaled Meshal firmaron en El Cairo un acuerdo de reconciliación que incluía la formación de un gobierno de unidad que preparase las elecciones generales en los siguientes seis meses. Sin embargo ninguna de las partes logró implementarlo.

El fracaso se debió a las profundas discrepancias para delegar el control de seguridad de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y los implicados intercambiaron acusaciones durante años culpándose mutuamente de impedir la puesta en práctica de los acuerdos.

Hasta que en abril de 2014 Hamás, Al Fatah y la OLP firmaron el Acuerdo de Shati, en la casa del hoy jefe de Hamás, Ismail Haniye, en Gaza, y allí acordaron formar un gobierno de consenso compuesto por tecnócratas, liderado por Rami Hamdala, y que gobernase tanto Gaza como Cisjordania.

Gobiernos que no fructiferaron

El primer gobierno de consenso se formó en junio de 2014, pero un mes después Israel llevó a cabo una gran ofensiva militar en la Franja de Gaza que duró 50 días. Al finalizar la guerra, Hamás y Al Fatah discutían si el gobierno de consenso debía pagar los salarios a 42.000 empleados de Hamás o no.

Las acusaciones y desacuerdos se profundizaron entre ambas partes hasta que Hamás formó el comité para administrar Gaza y acusó a Abás de ignorar los problemas del enclave. La formación del comité enfureció a Abás y lo empujó a tomar medidas punitivas contra el enclave, como la supresión del suministro eléctrico.

"Esta vez parece que hay una verdadera ola de optimismo porque da la sensación de que los egipcios van más en serio que en otras ocasiones y también porque las relaciones entre Hamás y Egipto han mejorado, y a Hamás le interesa mantener estas buenas relaciones", dijo a la Agencia Efe Talal Oukal, analista político y académico gazatí. "Egipto y la delegación de Fatah en El Cairo han debido presionar a Hamás para que respondiese de inmediato a la exigencia de Abás de disolver el Comité Administrativo, y realmente parece que lo han conseguido", dijo Oukal.

Sin embargo el analista se pregunta si el comité es realmente el único obstáculo para alcanzar la reconciliación total y responde: "Soy conscientemente optimista pero hay muchas preguntas que necesitan respuesta".

El gobierno de la ANP todavía no se ha manifestado oficialmente; un alto cargo palestino preguntado por Efe mostró un cauto optimismo y otros dijeron que es prematuro pronunciarse.