Una furgoneta volcada en Florida

Una furgoneta volcada en Florida Reuters

Mundo

Trump declara "gran desastre" a Florida tras el paso de Irma

Las autoridades locales han celebrado esta medida. Tanto Puerto Rico como las Islas Vírgenes estadounidenses también recibirán ayuda.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aprobó este domingo la declaración de "gran desastre" en Florida por el paso del potente huracán Irma, lo que permitirá la llegada de fondos federales para paliar sus consecuencias.

"Agradezco que el presidente Trump, con quien he hablado múltiples veces esta semana, haya apoyado al cien por cien nuestros esfuerzos y ofrecido todos los recursos del Gobierno federal", indicó el gobernador de Florida, Rick Scott en un comunicado.

El huracán Irma azota con mucha fuerza Florida.

"Estamos trabajando con los profesionales de gestión de emergencias locales y con FEMA (la agencia federal) para asegurarnos de que no se escatima ningún gasto para ayudar a las familias a responder y recuperarse", agregó.

La declaración de desastre autoriza el cien por cien de reembolso federal durante 30 días en todas las medidas de protección de emergencia de los condados, como los costes de los centros de operación de emergencias, los refugios y otros gastos relacionados.

Después de 30 días, el Gobierno federal reembolsará el 75 % de esos costes, tanto a nivel local como estatal.

Asimismo, la medida autoriza a que el Gobierno federal reembolse a todos los condados el 75% del gasto en la retirada de escombros y ayuda financiera directa para las familias impactadas en varios condados.

Esos condados son Charlotte, Collier, Hillsborough, Lee, Manatee, Miami-Dade, Monroe, Pinellas, y Sarasota.

El Gobierno aumentará estos porcentajes y destinará fondos adicionales según sea necesario a medida que Irma avance por el estado.

Trump, que pasa el fin de semana con su gabinete en Camp David (Maryland), firmó también la declaración de desastre en Puerto Rico y amplió la ayuda federal de la declaración de desastre del jueves para las Islas Vírgenes estadounidenses, azotadas con dureza por el huracán.

Hasta ahora, han muerto al menos tres personas en Florida a consecuencia de las adversas condiciones climatológicas provocadas por Irma, actualmente un huracán reducido a categoría 2 tras perder fuerza.

Las autoridades de Florida ordenaron la evacuación de 6,3 millones de personas ante la llegada del embate de Irma y, además del éxodo masivo de residentes que abandonaron el estado, fueron miles los que decidieron acudir a los refugios habilitados en escuelas, polideportivos y otras instalaciones para protegerse del ciclón.

Movilizados 7.400 efectivos 

El Pentágono anunció también que mantiene movilizados más de 7.400 efectivos, incluidos soldados de servicio activo, de la reserva y de la Guardia Nacional, para hacer frente a la emergencia por el paso del destructivo huracán Irma.

Según un comunicado del Departamento de Defensa, la movilización en las Islas Vírgenes, Puerto Rico y el territorio continental de EEUU, especialmente Florida, también incluye civiles del Cuerpo de Ingenieros que, al igual que los otros efectivos, apoyan a las agencias estatales en sus necesidades.

Tras su paso por el Caribe, donde dejó al menos 29 muertos, Irma impactó hoy en los Cayos de Florida con vientos de más de 200 kilómetros por hora, ocasionando una "crisis humanitaria", según aseguró Martin Senterfitt, responsable de Emergencias del condado de Monroe, al que pertenece esa cadena de islas.

El vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, realizó este domingo una visita a la sede de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA), en Washington, donde dijo que "los vientos son todavía demasiado fuertes para poder mover misiones de rescate".

Aparte del personal, el Pentágono mantiene "preparados" más de 140 aviones, 650 camiones y 150 barcos "a la espera para apoyar los esfuerzos de respuesta si se les pide", agregó.

El Departamento de Defensa aseguró que son los gobernadores de los estados afectados los que están en mejor situación para "decidir las necesidades de sus residentes y establecer las prioridades de respuesta".

No obstante, agregó, ya hay miembros de la Guardia Nacional de Florida, Carolina del Sur, Puerto Rico y las Islas Vírgenes "respondiendo o preparados para responder a las prioridades" que establezca cada gobernador.

Entre el personal ya en activo están miembros del Cuerpo de Ingenieros del Ejército que trabajan en las Islas Vírgenes y Puerto Rico para restablecer el suministro de energía eléctrica, y que están a la espera de actuar en Florida.

Otros miembros de la Guardia Nacional movilizados en Alabama, Georgia, Carolina del Sur y Carolina del Norte se preparan para unirse a la respuesta al huracán "si es necesario", indicó la nota.

Hasta ahora las autoridades sólo han confirmado la muerte de tres personas en accidentes de tráfico relacionados con el paso del ciclón por Florida, pero se teme que la cifra aumente una vez las condiciones meteorológicas permitan el trabajo de los equipos de socorro.

La misión de rescate en los Cayos, según Senterfitt, no llegará hasta el lunes e incluirá aviones de carga C-130 de la Fuerza Aérea cada dos horas, así como helicópteros.