Una mujer prueba bases de maquillaje sobre su piel.

Una mujer prueba bases de maquillaje sobre su piel.

Moda y Belleza

Qué base de maquillaje debes utilizar en función de tu tipo de piel

Tanto el tono como el tipo de piel son importantes a la hora de decidirnos por una u otra base de maquillaje. 

9 julio, 2022 02:51

¿Base de maquillaje ligera o más cubriente, satinada o mate, más clara u oscura…? A quién no le han asaltado las dudas alguna vez al irse a comprar una nueva base de maquillaje.

Esta es una situación mucho más común de lo que imaginas, y es que si algo abunda actualmente en el mercado de la cosmética son la gran variedad de bases de maquillaje que existen.

Y no solo hablamos de los maquillajes veganos respetuosos con la piel y con los animales, sino también de las variantes que existen en función del tono, del resultado y del tipo de textura de piel para la que estén recomendados, incluidos los maquillajes para pieles maduras.

[Esta es la base de maquillaje vegana que además te protege del sol]

Una tarea que en definitiva puede resultar todo un reto, pero para la que en esta ocasión te damos todas las claves, con el fin de facilitar la elección de esa base de maquillaje más adecuada para tu tipo de piel.

Una gran aliada para mejorar el aspecto, unificar el tono, para cubrir las imperfecciones del rostro e incluso para proteger nuestra piel del sol, en el caso de las bases de maquillaje con filtros solares. Esto es todo lo que tendrás que tener en cuenta a la hora de elegir la más adecuada para tí.

Qué base de maquillaje utilizar según tu tipo de piel:

Dar con el tono

Antes de pensar en el tipo de piel y en la base de maquillaje más adecuada para nuestro rostro, no podemos olvidarnos de la importancia de elegir un tono adecuado. Y es que en este caso, el color tendrá que adaptarse a nuestro color natural de piel, fundiéndose con él y homogeneizando, pero no cambiándolo.

Esta posiblemente es una de las partes más complicadas a la hora de buscar esa base de maquillaje más adecuada para ti, así que para ello te aconsejamos que te asegures de que se trata, no del tono de tu piel, sino del subtono de la piel.

¿La razón? El tono siempre puede ir variando a lo largo del año y sobre todo durante el verano con la exposición solar. Sin embargo, el subtono representa la calidez de la piel y escogiendo una base similar a este, sí podremos conseguir que esta se funda con la piel del rostro.

Otro error habitual a la hora de elegir el tono del maquillaje es probarlo en la muñeca o en el dorso de la mano. Lo más adecuado es probarla directamente sobre la zona de la mandíbula y en dirección hacia la oreja, ya que en este punto es donde mejor podremos apreciar el color.

El más adecuado por subtonos

Subtono frío. Suele asociarse a aquellas pieles que pueden enrojecerse con facilidad y que son muy sensibles a la exposición solar. Son pieles finas, claras y con tendencia rosada, para las que lo más aconsejable son bases de maquillaje con subtono rosa.

Subtono cálido. Este tipo de pieles suelen tener una pigmentación amarillenta o dorada, para ellas la mejor opción son las bases de maquillaje con subtono amarillo.

Subtono neutro. En estas pieles suelen presentarse zonas con diferentes pigmentaciones, aunque suelen tener una tendencia más cercana al beige. Por esta razón estas pieles casan muy bien con las bases de maquillaje con subtono beige.

[¿Cómo conseguir un maquillaje de estrella? El “paso a paso” explicado por expertos]

Según el tipo de piel

Pieles grasas. En el caso de las pieles grasas, lo más recomendable es decantarse por una base de maquillaje con acabado aterciopelado y ligera, pero también que sus ingredientes sean libres de aceites. De esta forma evitarás que la base de maquillaje pueda acabar obstruyendo los poros con el paso de las horas.

Pieles secas. Las pieles secas necesitan de bases de maquillaje más líquidas y fluidas con cobertura intermedia que tengan un acabado jugoso y a la vez hidraten la piel del rostro, aportándole vida y luz.

Pieles mixtas. En las pieles mixtas podemos encontrar zonas más grasas como la zona de la frente, del mentón y de la nariz, pero también zonas más secas o deshidratadas. En estos casos la mejor opción es recurrir a bases de maquillaje con acabado mate y libres de aceites, que además aseguren una piel hidratada de larga duración.

Pieles normales. Para este tipo de pieles las bases ligeras, hidratantes o las BB o CC Cream son una buena opción. Con ellas conseguirás un acabado natural, luminoso y un efecto buena cara al instante.