Motor

La realidad de los coches eléctricos: el Plan Moves 3 no está activo y la cuota no llega al 2%

Ninguna comunidad autónoma ha publicado las ayudas. Los usuarios pueden acogerse a ellas, pero no las empresas. Las ventas de los eléctricos no remontan.

14 junio, 2021 06:56
José Luis Cano E.P.

Por más que los políticos y las autoridades pidan a los usuarios que cambien al coche eléctrico, lo cierto es que la realidad va por otro lado. Al menos así se desprenden cuando observamos que el Plan Moves 3, con 400 millones de subvenciones, sigue sin ser activado por las comunidades y que las ventas de eléctricos no remontan.

Comenzando por el Plan Moves 3, tal y como recoge la agencia Europa Press y ha podido comprar El Español, todavía ninguna comunidad autónoma lo ha publicado. Tal es así que en la página web del IDAE, que es el organismo que gestiona las ayudas, señala que todas las comunidades autónomas y ciudades autonómicas tienen pendiente la publicación en el boletín oficial de cada comunidad.

Asimismo, todavía hay comunidades que no han comunicado si aceptarán la ayuda. Y hablamos de comunidades importantes como Cataluña, Madrid, Baleares o Canarias. Por el contrario, otras como Andalucía sí han señalado que la aceptarán. En este sentido, no  obstante, se espera que todas las acepten.

Esto supone un que los particulares y autónomos sí puedan acceder a las ayudas, si bien las empresas tienen que esperar a que los diferentes gobiernos autonómicos las pongan en marcha. Por tanto, en realidad, se podría decir que ninguna comunidad ha hecho sus 'deberes' todavía.

En relación con el plazo de publicación estas comunidades tienen todavía 30 días para que se cumpla el calendario de la publicación a los tres meses de su aprobación.  Esto quiere decir, por tanto, que estas comunidades tendrían que publicar las ayudas de aquí a mediados de julio.

Dotado de un presupuesto de 400 millones de euros, ampliable hasta 800 millones de euros si hay demanda, el plan Moves III ofrece ayudas de hasta 7.000 euros por la compra de un vehículo eléctrico, siempre que se achatarre un modelo antiguo de combustión. De lo contrario, la subvención se quedaría en 4.500 euros.

El programa también establece una serie de ayudas a la adquisición de vehículos híbridos enchufables, que alcanzan los 5.000 euros si se manda al desguace un coche viejo o 2.500 euros en caso contrario, además de subvenciones a la compra de otros tipos de vehículos eléctricos y puntos de carga.

El programa está coordinado por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) y gestionado por las comunidades y ciudades autónomas, que deben realizar las convocatorias correspondientes en sus territorios.

En el caso del Moves II, varias regiones españolas retrasaron la publicación del plan en sus respectivos boletines oficiales semanas después de que finalizase el plazo, lo que hace que las empresas contengan su compra de coches eléctricos.

Petición de que lo pongan en marcha

En este sentido, en declaraciones a Europa Press, el director general de la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico (Aedive), Arturo Pérez de Lucia, ha urgido a las comunidades que lancen en la mayor brevedad posible sus Planes Moves III, "ya que muchas empresas están paralizando sus inversiones a la espera de poder contar con las ventajas de una mayor intensidad en las ayudas a la compra de vehículos e infraestructura de recarga".

Por su parte, fuentes del IDAE consultadas han señalado que "lógicamente" las comunidades autónomas están trabajando en la redacción y la tramitación de sus respectivas convocatorias, y han recordado que todavía queda un mes para que cierre el plazo establecido por el Gobierno.

Además, han puesto el foco en que las adquisiciones de vehículos o puntos de recarga que se acometan por particulares, autónomos, comunidades de propietarios y administración sin actividad económica, pueden efectuarse a partir del 9 de abril y serán elegibles para recibir ayudas siempre que cumplan con el resto de requisitos establecidos en las bases y efectúen el registro de la solicitud de ayuda una vez se publiquen las correspondientes convocatorias.

"Es por ello por lo que aunque no se hayan publicado las convocatorias, el mercado, para este tipo de solicitantes, puede seguir activo, pues las operaciones que se realicen serán susceptibles de recibir ayuda", han subrayado las mismas fuentes.

Solo el 1,85% de cuota

Esto al final se está traduciendo en que apenas hay demanda de coches eléctricos en España. En concreto, entre los meses de enero y mayo se han matriculado cerca de 6.600 coches eléctricos en España, lo que supone una cuota del 1,85%, una cifra muy pequeña.

Son los híbridos enchufables los que están creciendo a más velocidad y suponen ya cerca del 4% del mercado, con casi 15.000 unidades matriculados en lo que llevamos de 2021.

Estimaciones para 2030

En este sentido, la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam) ha alertado de que, al ritmo actual, solo el 7% del parque español será neutro en carbono para 2030, situándose en alrededor de dos millones de unidades, frente a los cinco millones previstos por el Gobierno.

En este sentido, si bien la demanda de vehículos electrificados registra una tendencia al alza, para Ganvam es necesario incluir "elementos aceleradores" para cumplir con la senda de la descarbonización prevista.

De hecho, según cifras de la asociación, para 2030 las matriculaciones de eléctricos e híbridos enchufables se multiplicarán por más de cinco con respecto a la actualidad, pero representarán todavía el 27% del total.

Por ello, tanto Ganvam como la Asociación Española de Renting (AER) y la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica (Aedive), participantes en la mesa, han abogado por incluir al usado eléctrico en los planes de incentivos del Gobierno, coincidiendo en que los objetivos de neutralidad climática para 2050 son "ambiciosos y retadores", pero viables, si la estrategia se hace de forma coordinada y sin dejar a nadie fuera.

"El vehículo de propulsión alternativa y, concretamente, el eléctrico no puede excluir a grandes capas de la población por razones económicas y sociales", ha reivindicado el presidente de AER, José-Martín Castro.

Sin embargo, el director general de Aedive, Arturo Pérez de Lucia, ha indicado que no solo se trata de impulsar la entrada de vehículos eléctricos en el parque, sino de acompañarla del necesario despliegue de la red de recarga, "lo que exige la eliminación de las trabas administrativas que lastran el desarrollo, sobre todo, de aquellos puntos que no requieren inversión pública".

Por su parte, el adjunto al presidente de Ganvam, Rafael Prieto, ha indicado la importancia de contribuir a que cada taller, por ejemplo, cuenta con un punto de recarga que permita validar la intervención realizada, a la vez que posibilite ofrecer la carga como servicio adicional.

"No solo ayudaría a reforzar el tejido productivo y el mantenimiento del empleo, sino que permitiría acelerar la capilaridad de la red de infraestructura en más de 40.000 puntos", ha apostillado Prieto.

En esta línea, el director de la unidad de negocio de recarga en AC de Circontrol, Alejandro Valdovinos, ha resaltado la oportunidad de negocio que supone la movilidad eléctrica para concesionarios y talleres.