El Motor

La Rioja instala el primer guardarrail Made in Spain diseñado para salvar vidas

Los motoristas son una de las partes más débiles de la circulación. Nuestras carreteras son testigos a diario de graves accidentes de consecuencias fatales para los motoristas, consecuencias que, en más de una ocasión, están causadas por los guardarraíles que protegen los límites de nuestras carreteras. 

Los guardarraíles o quitamiedos tradicionales pueden ocasionar gravísimas lesiones a los motoristas ya que, debido a su diseño, se comportan como cuchillas cuando los ocupantes colisionan contra ellos. Cada año son decenas y decenas de motoristas -y ciclistas en menor medida- los que sufren mutilaciones o, en el peor de los casos, fallecen a consecuencia del impacto contra los guardarraíles. 

La Rioja ha presentado un nuevo concepto de guardarrail seguro para los motoristas y ciclistas que ya ha instalado en un pequeño tramo de la carretera LR-254 en el tramo que une las localidades de Entrena y Laredo. Encuadrado dentro de un programa de inversiones I+D+I -con un importe de 1.2 millones de euros- financiado por la Unión Europea y el Gobierno de La Rioja, su implantación se extenderá poco a poco a otros tramos con alto flujo de motoristas. 

El primer tramo inaugurado, de sólo un kilómetro, ha supuesto un coste de 59.205€, utilizando además 4.5 toneladas de neumáticos reciclados. Y es que este guardarrail utiliza materiales que amortiguan el impacto basados en el caucho de los neumáticos, resultando por tanto respetuoso con el medio ambiente. 

Desarrollado y fabricado por la empresa Inoxmar Entreacerox, este diseño de guardarrail se ha hecho llamar "Segurvital" en clara referencia a sus cualidades para con la protección de los ocupantes de motocicletas y bicicletas, mostrándose mucho más seguro y evitando la mayoría de las lesiones que producen los sistemas tradicionales. 

El secreto y la mayor diferencia entre este nuevo diseño y los quitamiedos tradicionales se encuentra en la parte inferior del mismo, que en los sistemas clásicos no está cubierto, dejando sin protección los pilares metálicos que lo anclan al suelo. Estos pilares son los que, en caso de accidente, se comportan como afiladas cuchillas, cercenando lo que se encuentran a su paso. 

Este nuevo modelo de guardarrail, que según sus diseñadores es el único homologado para nivel 1 de seguridad según la norma UNE 135900-12:2008, emplea en su parte inferior una especie de rodillos giratorios forrados de caucho -recordemos, de neumáticos reciclados- que absorben buena parte de la energía del impacto, recogiendo suavemente el cuerpo para evitar que sufra lesiones producidas por la deceleración. 

Todo apunta a que este modelo de quitamiedos resultará todo un éxito, por lo que se extenderá rápidamente por otras zonas ya no de la región sino de todo el territorio nacional, respondiendo así a las exigencias de miles de motociclistas y ciclistas.