El dueño del Bar, José Ramón Varela, lo hace para atraer la suerte.

El dueño del Bar, José Ramón Varela, lo hace para "atraer la suerte". Faro de Vigo

Lotería de Navidad

Un bar de Vigo empapela sus paredes del número de Lotería de Navidad que juega

El bar "Varillas" de Cabral (Vigo) ha iniciado una intensa campaña para atraer la suerte al establecimiento: ha empapelado el bar del número que juegan. Quieren a toda costa atraer el 'Gordo' al número que juegan en el bar: el 48276.

Fue María Demelsa, la camarera del bar, quien tuvo la idea. Los trabajadores del bar tardaron 12 horas en empapelar todas las pareces del local con, aproximandamente, 600 fotocopias del décimo de lotería. José Ramón Varela, el dueño del bar, ha asegurado que lo hacen "para ver si atraemos un poquito la suerte y cae este año aquí".

José Ramón, sujetando los décimos, junto a los clientes en el bar Varillas.

José Ramón, sujetando los décimos, junto a los clientes en el bar "Varillas". Faro de Vigo

Sin embargo, empapelar el bar no ha sido nada fácil, pues al día siguiente de colocar todas las fotocopias descubrieron que se habían caído. Pero ante las insistencia de María, quien tuvo la idea, no cesaron en su intento de atraer la suerte y volvieron a colocarlas.

La decoración del bar es algo más que peculiar, pues el empapelamiento con el número de la lotería no es lo único inusual en el bar "Varillas": también han colocado un "árbol cervecero". Decenas de botellines de Heineken en pirámide crean un árbol verde decorado con guirnaldas y luces. "Esperemos que este no se caiga", dice Varela. "Lo que tiene que caer aquí es el 'Gordo'", insiste.

El árbol cervecero decorado.

El "árbol cervecero" decorado. Faro de Vigo

"Se va a liar buena si toca"

El ambiente en el bar está más animado de lo que cabría esperar. Uno de los clientes dice que está "convencido de que este año toca". Y es que si resulta ser así, el municipio de Cabrals se verá enormemente beneficiado. "La mayoría de clientes son de clase obrera, media baja", dice Varela. De los 5000 euros comprados, ya se ha vendido el 80% del número.

Como la esperanza es lo último que se pierde, los habituales del bar ya saben en qué se gastarían el dinero. María, la camarera, dice que si le toca se marcha 3 meses de viaje a África con su novio, que es de allí. Otro cliente asegura con emoción que se iría a Filipinas.

Pero lo primero que vislumbran si les toca el 'Gordo' es la juerga que se montaría en el bar: "Yo estoy tres días sin salir de aquí", dice un cliente. "Se va a liar buena, vamos", asegura.