Fabra, a las puertas del juzgado de Castellón.

Fabra, a las puertas del juzgado de Castellón. EFE

Lotería de Navidad

Los políticos más 'afortunados' en la Lotería de Navidad: los casos de Roca o Fabra

La lotería se ha convertido en la mejor excusa para justificar ante la justicia cualquier ingreso difícil de explicar. Primero fueron los narcotraficantes gallegos, como, por ejemplo, el clan de los Charlines: a la matriarca, Teresa Charlín, se le atribuye un blanqueo de 250 millones de pesetas por un segundo premio en 1998; las nietas de Manuel Charlín, Paula y Sabrina, por entonces menores de edad, ganaron importantes cantidades, y a Óscar Charlín, le tocaron varios décimos comprados en Ourense y Córdoba. En total, unas cantidades que rozan los 2,4 millones de euros. Pero desde principios de siglo, estos delitos los han abanderado algunos protagonistas de la clase política. Estos son los casos más famosos:

Juan Antonio Roca

El exasesor urbanístico del Ayuntamiento de Marbella y principal imputado por el caso Malaya, consiguió 646.000 euros entre marzo y septiembre de 2005. Roca, una vez llevado a los tribunales, admitió que adquirió los décimos premiados. Un total de 80 grandes premios.

David Marjaliza

El socio y amigo de Francisco Granados, ex mano derecha de Esperanza Aguirre en la Comunidad de Madrid, ganó, en dos años, ocho veces la lotería. Acumuló 250.000 euros en seis sorteos de la Lotería Nacional y en dos de la ONCE. Estos premios, declarados a Hacienda, están reflejados en el sumario de la trama Púnica.

Carlos Fabra

Entre los años 2000 y 2011, el expresidente de la Diputación de Castellón resultó ser “agraciado” hasta en cinco ocasiones, llegando a embolsarse más de 2,2 millones de euros en premios. Una de las declaraciones más polémicas sobre el Sorteo Extraordinario de Navidad es de su autoría, cuando en 2008 anunció que su número era el 27.931 e indicó que “si me toca, me sacaré la pirula y mearé en la sede de IU”.

Los memes de Fabra son los más utilizados en las redes sociales cada año en vísperas al sorteo de Lotería de Navidad. Pero también dentro de la propia política. Un ejemplo es el grupo de Compromís en Ontinyent (Valencia), que creó unas papeletas con su foto y el siguiente texto: “la lotería que siempre toca”. Compromís tuvo que indemnizar a Fabra con 15.000 euros.

Participación distribuída por Compromís en 2011 para el Sorteo del Niño.

Participación distribuída por Compromís en 2011 para el Sorteo del Niño.

A día de hoy es más difícil blanquear boletos premiados por cualquier sorteo, principalmente porque, desde 2013, todas las cantidades superiores a 2.500 euros deben ser declaradas. Hacienda se queda con el 20% de lo ganado.