La sede del Tribunal Supremo en Madrid.

La sede del Tribunal Supremo en Madrid.

Tribunales

Las mujeres son ya el 71% de los nuevos jueces, pero sólo representan el 20% del Supremo

Las mujeres participan menos en los procesos selectivos para puestos de nombramiento discrecional y piden más medidas para conciliar.

Noticias relacionadas

Las mujeres están integradas en la carrera judicial y son mayoría entre los nuevos jueces y juezas, sin embargo, su presencia en las altas instancias es aún pobre. Esta es la principal conclusión del informe que ha hecho público el Consejo General del Poder Judicial tras aprobar este jueves su II Plan de Igualdad, que evalúa el grado de implementación de las medidas previstas en el anterior, que es de 2013.

El Pleno del Consejo General del Poder Judicial ha aprobado este jueves por unanimidad el II Plan de Igualdad de la Carrera Judicial, que ha sido elaborado por la Comisión de Seguimiento del Plan de Igualdad, presidida por la vocal Clara Martínez de Careaga y que también integran los otros dos vocales de la Comisión de Igualdad, Concepción Sáez Rodríguez y Gerardo Martínez Tristán, así como representantes de las asociaciones judiciales y de AMJE (Asociación de Mujeres Juezas), y dos integrantes de la Carrera Judicial expertas en materia de igualdad.

El informe reconoce avances en la presencia de mujeres en la carrera judicial. Por ejemplo, destaca que el 71,2 por ciento de los 188 nuevos jueces y juezas que ingresaron en 2018 eran mujeres. Sin embargo, como ocurre en otras carreras profesionales, al momento de ascender y llegar a puestos de responsabilidad la situación cambia. Si se observa el Tribunal Supremo, en este órgano hay 16 mujeres y 61 hombres, es decir, en el TS las mujeres aún tan solo representan el 20%.

Si bien el Plan reconoce avances “como la entrada de mujeres en todas y cada una de las Salas del Tribunal Supremo por primera vez en la historia, en particular en su Sala Segunda, que ha pasado de no contar con ninguna mujer en 200 años a contar con tres mujeres a día de hoy”, reconoce que la participación de las mujeres en los procesos selectivos para puestos de nombramiento discrecional “sigue siendo muy baja”.

Por lo tanto, pese a ser mayoría en la Carrera Judicial, las solicitudes de mujeres para optar a esas plazas presentan solo el 37,5%. En este sentido, se considera necesaria la "realización de un estudio sociológico que analice en profundidad las causas que llevan a esta situación". 

Ellos no reducen su jornada para cuidar

Otra de las conclusiones que se extraen del informe es que las mujeres son quienes optan de forma mayoritaria por medidas que permitan conciliar su carrera profesional con los cuidados familiares. Así, más del 90% de las excedencias y de reducciones de jornada corresponden a mujeres.

Durante el periodo 2013-2019 "el 97,3 por ciento de las excedencias por cuidado de hijos/as menores de edad o por cuidado de familiares dependientes, el 90,5 por ciento de las reducciones de jornada por este mismo motivo y el 66,7 por ciento de las licencias extraordinarias retribuidas de 15 días para atender necesidades urgentes de conciliación de la vida personal, familiar y profesional fueron concedidas a mujeres".

A la vista de estos datos, el Plan concluye que “son las mujeres dentro de la Carrera Judicial las que vienen asumiendo de manera abrumadoramente mayoritaria la carga de atender a las necesidades de cuidado y atención de la familia, y lo hacen, además, acudiendo a una figura que supone su total apartamiento de la vida profesional durante un periodo de entre 1 y 3 años y el cese total en el percibo de retribuciones”.

Por ello, el texto considera necesario continuar trabajando en la promoción "de la incorporación de los hombres al ejercicio de las tareas de cuidado y atención a la familia". Para ello, plantean "fomentar el uso de medidas de conciliación que minimicen el impacto de la asunción de tales tareas sobre la vida profesional de las personas que han de prestarlas y reformar el Reglamento de la Carrera Judicial a fin de adaptarlo al nuevo sistema de permisos, licencias y medidas de corresponsabilidad diseñado por el Real Decreto Ley 6/2019".

Formación en igualdad y políticas antiacoso

El texto también recoge otros asuntos, como la implementación de la perspectiva de género en distintos niveles, la utilización del lenguaje inclusivo, o la puesta en marcha de políticas que prevengan situaciones de acoso.  

Entre sus objetivos generales fija "garantizar una representación equilibrada de mujeres y hombres y asegurar que toda la Judicatura tenga una formación adecuada en materia de igualdad, enjuiciamiento con perspectiva de género y violencia sobre la mujer", así como "fomentar la utilización de un lenguaje no sexista tanto a nivel administrativo, en los documentos de toda clase emanados del CGPJ y demás órganos de gobierno".

Además, el Plan de Igualdad examina otras materias como la seguridad y la salud en el trabajo y las "políticas antiacoso en la Carrera Judicial, el sistema de retribuciones de la Carrera Judicial, las mujeres en las relaciones internacionales, estabilidad territorial, la igualdad aplicada a las tecnologías de la información y la comunicación, y el enjuiciamiento con perspectiva de género", entre otros asuntos.