Iván Espinosa de los Monteros (Vox) y vista aérea de su mansión.

Iván Espinosa de los Monteros (Vox) y vista aérea de su mansión. EL ESPAÑOL

Tribunales AUDIENCIA DE MADRID

Condenan a Espinosa de los Monteros por la maniobra para no pagar la obra de su mansión

El diputado de Vox presentó un concurso de acreedores y alegó falsa insolvencia para no pagar la reforma de su mansión. 

La Audiencia Provincial de Madrid confirma la sentencia contra el portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, que le obligaba a pagar más de 63.000 euros a la empresa de edificación que construyó su mansión en un barrio al norte de Madrid. 

De los Monteros presentó, según la sentencia de la Sección 13 de la Audiencia Provincial Civil de Madrid, un concurso de acreedores de la sociedad a través de la que había contratado a la empresa de la reforma y declaró su insolvencia para dejar pendiente una deuda de más de 63.000 euros. Los magistrados consideran que se trata de un fraude de acreedores y confirma la sentencia del Juzgado de primera instancia número 36 de Madrid contra el número tres de Vox, lo que le obliga nuevamente a pagar la suma. 

Según la resolución adelantada por Eldiario.es y a la que ha tenido acceso EL ESPAÑOL, De los Monteros buscó una argucia para no pagar la obra de su mansión familiar del barrio de Chamartín, que ocupa una manzana completa con cinco plantas y una piscina en el ático. 

Así intentó librarse de pagar

El vicesecretario de Relaciones Internacionales del partido de extrema derecha creó la sociedad Promociones Pedro Heredia 6 S.L. como socio único para "aprovechar la actividad de su mujer", Rocío Monastero, también en Vox y arquitecta de profesión, "ofreciendo a los clientes los servicios de construcción cuando ya no tenía ninguna actividad". También la utilizó para contratar la construcción de su propia vivienda, siendo la única actividad que consta en la sociedad en 2012.

Cuando llegó el momento de pagar los más de 63.000 euros de la reforma, de la que tenía quejas, "no actuó conforme a la diligencia exigida, procediendo a presentar un concurso de acreedores, lo cual impidió a la actora cobrar su crédito". Una actuación que los magistrados consideran fue de "mala fe" puesto que la empresa ya no tenía actividad y estaba en la misma situación desde años atrás y sin embargo decidió esperar hasta ese momento. 

De ahí que hayan decidido desestimar el recurso de apelación interpuesto por el político de Vox y confirmar la sentencia del juzgado de primera instancia impuesta el 4 de septiembre de 2018 contra él. De los Monteros puede todavía presentar un recurso de casación.