El ex presidente de la Generalitat Carles y Puigdemont y el juez del tribunal supremo Pablo Llarena.

El ex presidente de la Generalitat Carles y Puigdemont y el juez del tribunal supremo Pablo Llarena. E.E.

Tribunales

Llarena rechaza revocar la orden de detener a Puigdemont: el lunes será arrestado si viene a la JEC

El instructor de la causa del 'procés' rechaza que el expresidente catalán prófugo tenga ya la inmunidad de eurodiputado: tendrá que acatar la Constitución.

El magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena, aún instructor de la causa del 'procés' para los implicados que se dieron a la fuga, ha rechazado la petición del expresidente catalán Carles Puigdemont y del exconsejero de Sanidad Antoni Comin para que se dejaran sin efecto las órdenes nacionales de detención que pesan sobre ellos.

Puigdemont y Comín sostenían que, desde su elección como eurodiputados en los comicios del pasado 26 de mayo, son miembros del Parlamento Europeo, una condición que, según ellos, solo estaría pendiente de que se publique y certifique por parte de la Junta Electoral Central, lo que sería "un mero automatismo". Consideran, por tanto, que desde su elección tienen inmunidad.

Llarena ha respondido en una resolución dictada este sábado, 48 horas antes del acto ante la Junta Electoral Central (JEC) al que están convocados los 54 eurodiputados españoles para acatar la Constitución.

El magistrado explica que, como ha indicado el tribunal que ha juzgado la causa del 'procés' al pronunciarse sobre la excarcelación de Oriol Junqueras, la condición de miembro del Parlamento Europeo se adquiere en dos fases. La primera, ante la Junta Electoral Central para jurar o prometer la Constitución, y la segunda, para tomar posesión en el Parlamento de Bruselas tras firmar allí la certificación de que no se incurre en incompatibilidades.

La ley "no deja lugar a dudas sobre la necesidad de que los diputados electos, como es el caso de los solicitantes, juren o prometan acatamiento a la Constitución ante la Junta Electoral Central", afirma Llarena, que recuerda que el Tribunal Constitucional ha indicado que ese requisito de acatamiento de la Constitución debe hacerse por el electo "de forma insoslayable".

"Mientras los solicitantes no realicen el trámite interno descrito [ante la JEC], en ningún caso podrían iniciar la segunda fase de los trámites necesarios para la adquisición de la condición de miembro del Parlamento Europeo del que el artículo 9 del Protocolo [de la Cámara] hace depender el régimen de inmunidad. Para el caso de que esta segunda fase se desarrollara y adquirieran la misma, entonces ya como 'miembros' – no como electos- cumplirían uno de los presupuestos de las prerrogativas correspondientes”.

Puigdemont y Comín tendrán que venir, por tanto, a Madrid -con la orden de detención vigente- si quieren adquirir la condición de eurodiputados.

Además, añade Llarena, para ostentar la inmunidad no basta con ser miembro electo del Parlamento sino que se requiere también que el Parlamento esté en período de sesiones, lo que se producirá a partir del próximo 2 de julio, cuando está prevista la constitución de la Cámara europea. El magistrado se apoya en doctrina del Tribunal de Justicia de la Unión Europea y en el propio fundamento  de la inmunidad, que persigue preservar el buen funcionamiento de la institución y la independencia de los diputados en el ejercicio de sus funciones.