Tumba de Franco en la Basílica del Valle de los Caídos./

Tumba de Franco en la Basílica del Valle de los Caídos./ Efe

Tribunales

El Gobierno cuenta con que el TS parará la exhumación de Franco y espera ganar la batalla

No considera una desautorización que se suspenda cautelarmente el desenterramiento, lo que el tribunal puede decidir este martes.

Cinco magistrados de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Supremo pueden decidir este martes la suspensión cautelar de la exhumación de Francisco Franco de la basílica del Valle de los Caídos mientras se tramita el recurso que ha interpuesto la familia contra el desenterramiento.

La Sección Cuarta de esa Sala, presidida por el magistrado Jorge Rodríguez-Zapata, tiene previsto abordar hoy la procedencia de la medida cautelar basándose en el artículo 130 de la Ley de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa. De acuerdo con este precepto, la suspensión cautelar sólo procede "cuando la ejecución del acto o la aplicación de la disposición pudieran hacer perder su finalidad legítima al recurso". En otros términos: si la exhumación no es paralizada, el recurso con el que la familia intenta hacer valer sus derechos no serviría para nada.

De no ser resuelta hoy, el tribunal tendrá que decidir sobre la suspensión de la exhumación necesariamente a lo largo de esa semana. El pasado 15 de marzo el Consejo de Ministros adoptó un acuerdo por el que dio por concluido el procedimiento administrativo iniciado el 31 de agosto de 2018 para la exhumación de Franco y estableció su reinhumación en El Pardo el próximo lunes día 10

Los nietos de Franco, la Fundación que lleva su nombre y la comunidad benedictina del Valle de los Caídos tienen interpuestos ante el Supremo recursos contra ese acuerdo del Gobierno.

El Ejecutivo da por descontada la paralización del desenterramiento, que no prejuzga lo que ocurrirá finalmente con los recursos.

La Sala no entrará hoy sobre el fondo de la cuestión, esto es, sobre la legalidad del acuerdo del Consejo de Ministros. Algunas fuentes indican que los magistrados podrían plantearse anticipar la resolución de este asunto y acabar con la incertidumbre en torno a un tema que causa una gran controversia, si bien otras fuentes del tribunal no ven motivos para acelerar el pronunciamiento teniendo en cuenta que Franco lleva en el Valle de los Caídos 43 años, 11 de ellos bajo la vigencia de la Ley de Memoria Histórica.

El Gobierno de Sánchez confía en ganar la batalla de fondo. En ello ha incidido este lunes la vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo, al subrayar que la medida cautelar "no afecta al fondo del asunto, que es lo que importa".

A su juicio, el fondo del asunto es "aplicar una ley que tiene que conseguir para España que el dictador no esté en un lugar de homenaje y de honor".

"Estaremos a lo que diga el Supremo cuando se pronuncie y seguiremos trabajando para ejecutar el acuerdo final del procedimiento administrativo en el que hemos trabajado durante nueve meses", dijo Calvo.