Eugenio Pino, en la Audiencia Nacional.

Eugenio Pino, en la Audiencia Nacional. EFE

Tribunales CASO VILLAREJO

La declaración de Eugenio Pino en 'Kitchen' desata la imputación de la cúpula policial de Rajoy

El ex director adjunto operativo de la Audiencia Nacional afirmó en sede judicial que la operación para rescatar papeles de Bárcenas "nace en Asuntos Internos".

El juez del caso Villarejo, Manuel García Castellón, ha incluido en la investigación alrededor de la operación Kitchen a nuevos miembros de la cúpula policial en los años en que Jorge Fernández Díaz era ministro de Interior y Mariano Rajoy presidía el Gobierno.

En la operación Kitchen de la Audiencia Nacional se investiga si la Policía hizo un seguimiento al extesorero del PP, Luis Bárcenas, para recuperar documentos en su poder que comprometieran a miembros del PP al margen de la investigación judicial que ya había abierta sobre la financiación irregular de dicho partido. 

El juez del caso, como ha adelantado este jueves Eldiario.es, ha incluido como investigados en la causa al que fuera responsable de Asuntos Internos de la Policía, el comisario Marcelino Martín Blas y a los inspectores jefe José Ángel Fuentes Gago y Bonifacio Díaz-Sevillano, quienes estaban bajo el mando de Eugenio Pino, número dos de la Policía en aquella época. El juez también ha citado como testigos a Enrique Barón, excomisario general de Información y a Miguel Ángel Bayo, facultativo adscrito a la Policía.

"La operación nace de Asuntos Internos"

La incorporación como investigados al caso de dichos miembros de la Policía llega después de que el ex DAO de la Policía, Eugenio Pino, declarara ante el juez del caso que la operación "nació de Asuntos Internos de la Policía", según han informado fuentes jurídicas a EL ESPAÑOL.

El exnúmero dos de la Policía sostuvo ante el juez cuando fue citado a declarar como investigado el pasado 17 de enero que fueron los responsables de Asuntos Internos de la Policía quienes le propusieron realizar la investigación e incluso llegó a afirmar que Marcelino Martín Blas se habría encargado de entregar, en algún momento, las cantidades de fondos reservados a los colaboradores a los que se buscó para la operación, según las mismas fuentes. Entre esos colaboradores se encontraba Sergio Ríos Esgueva, el chófer de la familia Bárcenas que habría cobrado hasta 2.000 euros mensuales durante dos años de los fondos reservados para que recuperara la documentación comprometedora en manos de la familia Bárcenas, según los investigadores. Después de la mencionada declaración de Eugenio Pino, el juez decidió imponerle medidas cautelares como la prohibición de salir del país a petición de la Fiscalía. 

La investigación de dicha operación constituye una pieza separada del caso Tándem o caso Villarejo. El juez también trata de averiguar cuál fue el papel en ésta del excomisario y ex agente encubierto José Manuel Villarejo y de Enrique García Castaño, ex jefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) de la Policía. Los dos son los principales investigados en el caso Tándem.