José Villarejo./

José Villarejo./ Efe

Tribunales

Villarejo reta a la Justicia a que destape lo encontrado sobre el 11-M en su espionaje para el BBVA

El excomisario pedirá al Consejo de Ministros que desclasifique la información secreta sobre la investigación alrededor del atentado en la que participó.

El excomisario José Villarejo ha vuelto a amenazar este lunes a la Fiscalía Anticorrupción y al juez Manuel García Castellón, que instruye la causa contra él en la Audiencia Nacional, con "contar todo lo que sabe" como "única defensa" contra la situación de "incomunicación" a la que, según afirma, está siendo sometido en prisión provisional. 

Como avance de "toda esa información que está dispuesto a destapar", el excomisario ha sacado a la luz la relación del trabajo de espionaje que le fue encargado desde el BBVA con una investigación paralela encargada por el Estado sobre el atentado del 11 de marzo de 2004 en Madrid, en el que fallecieron 192 personas.

Según el abogado de Villarejo, José Antonio Cabrera, "se aprovechó una coyuntura donde el BBVA necesitaba una información de carácter defensivo para una operación de Estado" sobre el 11-M. 

"Es necesario que todos los españoles conozcan cuál es el verdadero origen y dimensión para la seguridad del Estado del caso BBVA que no es un encargo privado sino que detrás de él hay intereses estratégicos del Estado y del interés general de todos los españoles ", ha afirmado el letrado a los medios de comunicación a las puertas de la Audiencia Nacional.

Según Villarejo, en este caso "el BBVA es un actor ocasional y es posible que desconociera la relavancia internacional y política de esa operación que puede tener cierta relación con un cambio de Gobierno".

Las llamadas intervenidas

En este sentido, Villarejo y su defensa sostienen que entre las llamadas intervenidas en su espionaje para el BBVA que "le fueron entregadas", se encuentran conversaciones sobre el 11-M que "deberían conocer todos los españoles" por los "intereses internacionales y económicos" que hubo alrededor del caso que "se cerró en falso". 

Villarejo ha reprochado a la Fiscalía y al juez que esta información no se investigue, a diferencia del contenido encontrado en los registros que le implica a él. En este sentido ha defendido que siempre "ha estado al servicio del Estado y de lo que se le requería", así como que "el tráfico de llamadas le fue suministrada para la emisión de determinados informes necesarios para aclarar ese peligro para el interés general".

Paralelamente al trabajo de espionaje encargado por el BBVA, Villarejo habría participado en una investigación del Estado sobre el 11-M sobre la que, según su abogado, ha dado al juez "mucha información concreta pero ha quedado mucha información que no se conocerá hasta que se alce el secreto en el Consejo de Ministros", que van a solicitar.